¡Atención Twiteros! La ceremonia de los Oscar estará enfocada a Internet

Alfombra Roja, Oscar Awards, | Hace 6 años

 
AP
La Academia de los Oscar ofreció ayer lunes un almuerzo a todos los nominados de este año, momento que aprovecharon los productores del show para adelantar que la ceremonia este año estará orientada a Internet, para que el público en general se sienta más ceracno a la glamorosa ceremonia, invitando a las madres de los nominados a enviar "tweets" en la gran noche de Hollywood. Para hacer que la gente sienta que fue "invitada", los productores planean mostrar gran parte del programa a través de los ojos de los coanimadores James Franco y Anne Hathaway, y ampliaron el segmento televisivo previo a la ceremonia para presentar a los nominados a audiencias más amplias. El dúo de productores espera incluir más transmisiones en directo por Internet de eventos previos a la ceremonia de entrega de premios, razón por la cuál por primera vez el almuerzo fue transmitido en vivo por ese medio. Reforzando este enfoque, los productores están invitando no sólo a los nominados a ser parte del show, sino también a sus madres para que aparezcan en cámara y compartan historias de las celebridades como gente real. "Lo primero que van a hacer es enviar mensajes a través de Twitter", dijo el productor Dan Jinks. "Puede ser que algunas de sus madres no usen Twitter ahora (...) pero les enseñaremos cómo hacerlo", agregó. Jinks, Mischer y Tom Hanks, que aparecieron en un video grabado, aconsejaron a las estrellas dar discursos de aceptación animados y de menos de 45 segundos, en lugar de leer una lista de agradecimientos. "Los instamos a pensar en crear discursos emotivos y significativos. Esos son los que funcionan", dijo Mischer. "Hablen desde el corazón. Está comprobado que sacar una lista es bastante aburrido", agregó. Ese probablemente fue un buen consejo para los numerosos asistentes nominados por primera vez, como Jennifer Lawrence (Winter's Bone), Jesse Eisenberg (La Red Social) e incluso Mark Ruffalo (The Kids are all right). Lawrence dijo a los periodistas que para esta época el año pasado su vida era "algo más aburrida", y que ella y un amigo siempre tenían una tradición en la noche de los Oscar. "Comíamos lingüini y salíamos", explicó. "Este es el primer año en que voy a extrañar eso", agregó.