Las mejores y peores vestidas en la #AlfombraRojaE! de los SAG AWARDS

Alfombra Roja | Hace 6 años

 

Uno de los grandes ganadores de la noche, además del elenco de El discurso del Rey, fue sin duda el blanco, en sus distintas tonalidades. La ganadora como mejor actriz por su excelente actuación en Cisne Negro, la embarazadísima Natalie Portman, esta vez convenció con su Azzaro mucho más que en los Globos de oro. La sensual ama de casa desesperada, Eva Longoria, nos informó a todos que ya es una mujer soltera y que está en la búsqueda de un nuevo amor. Longoria visitió un diseño de Georges Hobeika que la hizo ver elegante y sexy en similares porcentajes. Winona Ryder reapareció en la alfombra roja con un diseño de Alberta Ferretti que generó sentimientos y opiniones encontradas. Y Lea Michele volvió a confiar en Oscar de la Renta, quien esta vez le sugirió algo más sencillo y menos señorial que su propuesta en los Globos de oro. Amy Adams brilló con un Herve L. Leroux que la ayudó a resaltar sus encantos, mientras que Hilary Swank se decidió por un regio Versace para pasearse sobre la alfombra roja. Algunos aplaudieron que Tina Fey por fin abandonara el negro y se decantara por un llamativo traje rojo. Al igual que Julianna Margulis, quien también brilló con su elección carmesí que se confundía con el rojo de la alfombra. Pero si a alguien hay que aplaudir y ovacionar es a la despampanante Sofía Vergara. La Actriz de Modern Family lució un impactante Roberto Cavalli que dibujó su silueta, resaltando sus atributos y logrando que nadie pudiera quitarle los ojos de encima a la chispeante colombiana. Lo mejor del vestido fue que Sofía se veía muy cómoda con él. Sin duda la mejor vestida de la noche -aunque sus zapatos nos asustaron un poco-. Entre las más criticadas están January Jones con un recatado y sobrio diseño de Carolina Herrera que no convenció. Pero sin dudas quien se llevó los peores comentarios no fue Helena Bonham Carter, quien no lucía bien, pero nos tiene acostumbrados a cosas peores. La peor vestida fue la actriz de Mad Men Christina Hendrix, quien deslució con esa bata de tela rígida y oscura que la hacía verse incómoda. De todas maneras quien tiene la última palabra es Joan Rivers, quien mañana descoserá a todas en el Fashion Police.