Los 10 momentos que causaron más shock en la historia del Oscar

Alfombra Roja, Oscar Awards, | Hace 6 años

 
AP Photo
10.- Crash afecta al Secreto en la Montaña. La historia de amor protagonizada por Heath Ledger y Jake Gyllenhaal fue el tema de conversación en la industria durante el 2006. Así que cuando Paul Haggis subió a llevarse el premio más importante de la noche por Crash, siguieron hablando de lo mismo... Nadie entendía cómo la película de vaqueros gays pudo haber perdido. Al parecer el secreto se quedó en la montaña. 9.- Marisa Tomei gana con Mi primo Vinnie. OK, entonces tienes 29 años y de pronto te nominan como mejor actriz de reparto por tu papel de una chica de Nueva York en busca de una boda. Es divertido, pero no te entusiasmas porque tu competencia incluye a veteranas como Judy Davis, Vanessa Redgrave y Miranda Richardson. De hecho, puedes estar tan conmocionada cuando mencionen tu nombre que puedes caerte en el camino a la tarima. 8.- Por fin, Sandra Bullock recibe un poco de amor. Sandy realmente no esperaba ganar por su papel en The Blind Side. ¿Quién la culpa? Sus rivales fueron Meryl Streep y Helen Mirren. Pero su trabajo finalmente fue reconocido cuando le dieron el premio a la Mejor Actriz del 2010. Una agradable sorpresa para ella, y para todos sus fans. 7.- Hillary Swank se olvidó de alguien. Imaginamos que eso de recibir un Oscar es muy intenso, pero cuando Hillary Swank olvidó agradecerle a su esposo en su discurso al recibir el premio de Mejor Actriz por Boys Don´t Cry, la gente no pudo dejar de comentarlo. Menos mal que volvió a ganar con Million Dollar Baby, y ahí pudo enmendarse con él. 6.- ¿Dónde quedó Farrah Fawcett? Sí, su trabajo más importante fue en la televisión, pero Fawcett protagonizó un montón de películas, por lo que a muchos les pareció terrible que no la incluyeran en el segmento In Memoriam del 2010. 5.- Shakespeare Enamorado le gana al Soldado Ryan. Veamos, tenemos a la leyenda Steven Spielberg con un drama de la segunda guerra mundial protagonizado por el ganador del Oscar, Tom Hanks. Parece un tiro al piso que gane como Mejor Película ¿Cierto? Pues no. La pequeña película de época de Gwyneth Paltrow dio la sorpresa de 1998 y se llevó el premio. 4.- Adrien Brody y Halle Berry. El torbellino de emociones que acompaña el ganarse un Oscar te puede permitir otro tipo de comportamientos descabellados. Muy astuto, Brody aprovechó el momento para llegar a la primera base con la sensual actriz en el momento que subió a recibir su premio como Mejor Actor por El Pianista. 3.- Gary Busey se roba el momento estelar de Jennifer Garner en la alfombra roja. Ya saben cómo es, estás ahí charlando con Ryan Seacrest y Laura Linney cuando de pronto aparece alguien como Busey. Garner no estaba preparada para recibir las felicitaciones de Gary (con beso y abrazo). Y aunque lo resolvió como una profesional todavía recordamos el momento como uno de los más graciosos de la Alfombra roja. 2.- ¡Ben Afleck y Matt Damon saben escribir! Good Will Hunting se enfrentó a una dura competencia por el premio a mejor guión en 1998 (contra Mejor Imposible y Boogie Nights). Cuando los nóveles autores recibieron el premio entraron sorpresivamente en la lista A de las celebridades, lo que para muchos fue algo inesperando. 1.- El tocado y... toda Cher. Olvídense de Bjork y su vestido de Cisne, y mucho más de Lady Gaga y sus fallidos intentos por llamar la atención. Cher fue la que inventó los atuendos desproporcionados de la alfombra roja. Se dice que el vestido de Bob Mackie y el tocado de plumas que lució en 1986 fueron su respuesta a un comunicado de la Academia que explicaba cómo debían ir vestidos los invitados. No sabemos si lo hizo para avergonzar a los organizadores o a ella misma.