Amanda Bynes >>> Un estilo en caída libre

E! Fashion Blogger | Hace 4 años

 
Amanda Bynes

TK/Josiah W Splash News




De chica adorable a estilo indigente, Amanda Bynes atraviesa una emergencia de estilo, y vida, que debe parar.






inicios adorables



Amanda Bynes

Chris Weeks/WireImage.com




Comienzo a creer que esto se trata de una maldición de celebridades que inician su carrera en canales juveniles. Todo sigue el mismo patrón: llegan con un estilo torpe, pero adorable. Se transforman en una especie de lolitas, y justo cuando están casi pulidas, tienen una decaída lamentable.

Amanda solía ser ejemplo de una elegancia y sensualidad ejemplares para su edad, e incluso llegó a incursionar en el mundo del diseño en 2007. Su apuesta personal era siempre resaltar sus piernas y llevar atuendos juveniles y alegres.

La verdad es que esta chica prometía un buen futuro, pero la maldición de la que les hablaba creó otro caso a lo Britney. Lo peor de cosas como esta, es que aunque se recuperen, nunca vuelven a ganar el mismo brillo que prometían al principio. 

 





Empieza la fiesta, empieza la decadencia



Amanda Bynes

Charlie Luciano/startraksphoto.com




Este estereotipo tiene su variante a lo Lindsey Lohan: luego de pasar algunos años como chicas ejemplares, comienzan las fiestas de las que se escuchan noticias de mal gusto y empieza a notarse un desgaste en el estilo. Luego, dejan de enfrentarse a guardianes de la moda, para terminar en problemas legales.

Algo en común entre Bynes y Lohan  es que después de hacer impresionantes muestras de mal gusto, asisten a la corte en pintas tan impecables que, al menos, en el mundo de la moda, sería imposible juzgar sin distraerse con sus asombrosos atuendos.

No sé si tengan poder de convencimiento sobre jueces, ¡pero a mí me tiene ganada esa clásica Chanel negra!





Tocar el fondo como llamado de atención



Amanda Bynes

Christopher Peterson/Splash News




Casos como el suyo ya dejan de convertirse en sorpresa. Es comprensible que el crecer delante de una cámara y manejar una atención abrumadora, te convierta en un adicto a la atención. Amanda, además, tuvo la mala suerte de sufrir su recaída en pleno auge de las redes sociales, y ella misma se ha encargado de propagar sus horrores de estilo. 

Cabello desaliñado, tintes desfavorecedores, piercings inexplicables y gestos que dan miedo se han vuelto costumbre entre las fotos que sube a Twitter o Tumblr con una regularidad que ya deja de convertirse en noticia. 



Amanda Bynes

http://telly.com/FFDMTH




¿Cuántas imágenes similares no hemos visto de esta chica? A falta de cobertura, ella se convirtió en su propia anunciante.

Lo bueno de todo esto, es que casos así no llegan mucho más bajo de lo que ya ha llegado Amanda. Y aunque no creo que nos de sorpresas deslumbrantes en el futuro; quién sabe, quizás toma como modelo a Drew Barrymore, que sí supo volver en todo su esplendor. 

Por ahora, sólo queda seguir de cerca sus pasos y advertir a Miley, Vanessa y Selena. Si quieres saber más sobre ésta y otras estrellas descarriadas, ¡no dejes de seguirme! Soy @MicaeladelPrado



Logo_Micaela