Bebé en camino, llevado con estilo

E! Fashion Blogger | Hace 5 años

 

FilmMagic

Estar embarazada genera un gran temor para algunas, por las implicaciones que puede tener sobre sus cuerpos y el tipo de atuendos al que se deben ajustar durante este período. Aún así, muchas mujeres admiten que el momento en el que han recibido más elogios ha sido cuando se han encontrado en estado.

Es falso que todas se ven más bellas y radiantes, el proceso implica malestares y falta de sueño. Si a esto se le añade que es realmente difícil armar un outfit por la falta de propuestas maternales en el mercado, la idea de quedar embarazada puede verse un poco menos atractiva.

No he tenido la dicha de dar a luz a un hijo, pero considerando estas variables quiero dedicar un post a las mujeres que están a la espera, o que quieren hacerlo estilosamente en un futuro próximo.

Radiante en la calle

INFdaily.com, Headlinephoto/Splash News, Kevin Parry/Getty Images, Fame Pictures.

El día a día puede ser la prueba más difícil cuando se está en cinta, ya que son nueve largos meses y eventualmente el cansancio puede desplazar a las ganas de verse bien.

Por esto yo apostaría por elementos básicos que transmitan elegancia, como un maxi dress unicolor, una t-shirt blanca con un suéter de un color brillante que deje asomar -tan solo un poco- la barriguita o una combinación de falda larga, con franelilla y camisa de jean.

El día que quisiera verme más guapa, seguiría el ejemplo de Sarah Michelle Gellar, con una camisa con estructura negra, unas mallas y unas botas altas del mismo color, que le harían compañía perfecta a una falda azul cobalto.

B de Blazer

Brabus, PacificCoastNews.com, Kevin Mazur/WireImage.com Becki Newton, XPOSUREPHOTOS.COM

Quiero comenzar por aclarar que, aunque no parezca, las barrigas de embarazada me enternecen más que un cachorro Golden Retriever, pero entiendo que no siempre querrán que se apodere de su look, por eso les presento la opción más chic para verse esbeltas y trendy: un blazer.

Negro o de un color neutro, es una pieza fácil de llevar que agrega estilo instantáneamente. Me fascina como Rachel Zoe lo lleva, un ejemplar de corte original con un hermoso sombrero de lana, pero uno sencillo tipo smokin hace ver elegante y estilizada, ¿puedes notar que alguna de ellas está en cinta?

Colores Brillantes

Craig Barritt/WireImage.com, Fame Pictures, Headlinephoto/Splash News

Para una ocasión especial, la elección más segura y divertida es apostar por colores brillantes. Si quieres subirle el tono un poco puedes escoger dos colores que sean familia, como el verde y el azul, y agregar un accesorio de un color que no pertenezca a ese grupo, como el naranja, para lograr un efecto de color-block.

Lo más importante es optar por tonos sólidos que te favorezcan y saber que los estampados pueden crear ilusiones de formas en el cuerpo que se deben evitar a toda costa.

Ante la duda, el negro ayuda

Créditos de izquierda a derecha: INFphoto.com, Jacopo Raule/WireImage, Michael Williams/Startraks/Pepsi.

El pequeño vestido negro, popularizado por Audrey Hepburn y Coco Chanel, es un clásico que sirve a las mujeres de todas las edades. Si consigues un modelo femenino y corto puedes lucir la forma de tu barriga sin importar el mes en el que te encuentres.

No es el momento de descuidarse señoras

Bryan/Dean/NPG.com, GSI Media

Estas fueron algunas opciones infalibles para verte estilosa mientras esperas a tu bebé, son fáciles de llevar y atemporales. Por eso es inaceptable que descuides tu apariencia a un punto en el que parezca que estás deprimida.

Lo mejor de este ejercicio es que después de dar a luz tendrás aún menos tiempo para cuidar de tu apariencia, entonces la práctica te puede ayudar durante los meses difíciles que suceden a esta hermosa experiencia de dar nacimiento a un hijo.

Si quieres más consejos sobre las situaciones más riesgosas de la moda, sígueme, soy @MicaeladelPrado.