Buenos Aires vibra y crece con tendencias

E! Fashion Blogger | Hace 5 años

 

No es un secreto para mis seguidores en Twitter que me fascina la semana de la moda de Buenos Aires. Es increíble ver cómo las marcas mejoran cada vez más sus propuestas y la manera de presentarlas. Nuestra corresponsal exclusiva, Andreína Méndez realizó una cobertura sencillamente increíble, disfrútenla conmigo.

Agosto es una época de invierno en Argentina, y con una ironía casi inadmisible llegó el Buenos Aires Fashion week a mostrarnos lo que se vendrá en Primavera/Verano 2011 y que por ahora no podemos usar.

Como todas las modas veraniegas, es lógico ver siluetas, patrones y estampados que no parecen desvanecer en el tiempo; se renuevan para mostrarse más frescas, sin embargo – y como ya sabemos – las tendencias llegan al cono sur una temporada más tarde por tener las estaciones contrarias al resto del mundo: cuando en las capitales de la moda hay verano, nosotros nos encontramos en invierno, y viceversa.

Tanto las marcas como los diseñadores argentinos toman provecho de esta ventaja y toman lo mejor de las casas internacionales de diseño al momento de desarrollar colecciones, muchas veces sólo se inspiran en algunos detalles de estas marcas de afuera, otras veces su influencia es muy notoria.

Como en esta ocasión la grilla del BAF fue superior a la temporada pasada (se presentaron más de 20 marcas, en Marzo fueron 14), les muestro lo mejor de los desfiles separados en tendencias para que sepan que se usará en verano:

BLOQUES DE COLORES

Por ser la tendencia del año, era imposible escaparse de ella y sobre todo para las colecciones de verano, donde los colores vivos se ven con gran ahínco. En marcas como Desiderata, Amores Trash couture y María Vasquez es más fuerte; en otras se deja mezclar con colores neutros, o se crea a partir del uso de accesorios que simulen conjuntamente con la prenda el color block.

MINIMALISMO

El minimalismo nunca falla: gracias a la simpleza en sus siluetas, las piezas ganan casi inmediatamente los calificativos de elegantes y vanguardistas. Esta semana lo vimos repetidas veces, desde Evangelina Bomparola que lo convirtió en mod (vestidos y faldas en corte A de finales de los 50’s), y lo modernizó con el uso de naranjas y rosa eléctrico, hasta el clásico diseñador minimalista que sólo emplea blancos y negros, como Cora Groppo.

RAYAS

Dicen que las rayas horizontales en la ropa te añaden unos kilos demás a simple vista, pero esto no parece importar este verano; con Prada y Jil Sanders como detonantes de esta moda (y otras tantas como los vestidos largos), vemos como las marcas argentinas presentan prendas descaradamente iguales o se inspiran en la tendencia y crean su propia versión sin separarse de su estilo. Finas, gruesas, semejantes o disparejas, las rayas se hicieron notar esta temporada.

70’s

Luego de varios años llevando pantalones skinny, tubo, o chupines, les damos un descanso para dar paso a los pantalones acampanados y vestidos largos, que rememoran esa época de rockeros a lo New York Dolls o a la misma Penny Lane en Almost Famous. Durante el BAF, no sólo vimos el característico rock de principio de los 70’s, también nos encontramos con telas satinadas y looks con onda disco que fueron el delirio de finales de esta misma década.

FLUOR / COLORES NEON

De todas las tendencias del BAF, los colores flúor son la moda más reciente. Ay not dead, Garza Lobos y María Vasquez usaron estos colores pero balancearon con accesorios en negro y siluetas sencillas, mientras que Juana de Arco, Mariana Dappiano y Rapsodia dijeron más es más y llevaron la tendencia a su máxima expresión.

ÉTNICO / FOLK

Durante la semana de la moda en Argentina nunca falta el folk, Rapsodia y Wanama son dos de las marcas más importantes del país y su imagen gira en torno a este estilo de indumentaria. Wanama como es usual, presentó faldas con volados, estampados de flores y broidery que son su sello, Marcelo Senra lo llevó a un lado más simple e inocente, mientras que Rapsodia lo fusionó con el estilo étnico, usando piezas tribales con joyería artesanal.

Otros diseñadores que se inspiraron más en lo étnico fueron Juana de Arco, Varanasi y Mariana Dappiano.

TRANSPARENCIAS

Por último tenemos las transparencias, que si bien es una moda super femenina, no debemos olvidar que no es para todas. Las casas de diseño que mostraron esta tendencia se conectan con un público joven, que le encanta experimentar y que podría probar esta moda sin dudarlo un segundo. Ay not dead no tuvo tapujos para mostrar a sus modelos con camisas traslúcidas, Amores Trash couture nos regaló un vestido de latex con transparencia en las piernas, y Evangelina Bomparola lo elevó a la perfecta elegancia con su blusa fucsia combinada con pantalones palazzo color piel.

En términos generales, el Buenos Aires Fashion Week presentó una temporada con diseñadores de mejor calidad que la vez anterior. Amores Trash Couture hizo un desfile impecable, desde la música hasta la producción de la pasarela, Ay not dead lanzó en su colección los arneses de cuero similares a los de la neoyorkina Zana Bayne, Garza Lobos tuvo como Dj invitado a Kitsuné de Francia, y el “street styling” fue la actividad que lideró en todos los stands y showrooms del BAF. Tanto bebidas como medios de comunicación se aprovecharon de la atención que puede generar ser fotografiado para interactuar con su público, y bien que lo lograron.

Andreína Méndez.
http://www.myidahocloset.com/