¿Alergia al matrimonio?

E! News | Hace 5 años

 
EFE
La sociedad occidental en el último siglo ha promovido cambios importantes que apuntan a convertirla en una sociedad mucho más tolerante y de mentalidad más abierta, pero hay un aspecto en el que se rehúsa a evolucionar: el matrimonio. Aunque la edad límite ha aumentado, llegar a los 35 años y no estar casado empieza a ser preocupante, a los 40 despierta sospechas y a los 50, como es el caso de George Clooney, ya adquiere dimensiones de tragedia. Es por eso que cuando poco más de un mes uno de los solteros más sexies terminó su relación con la modelo Elisabetta Canalis, se corrieron toda clase de rumores, incluso el de que definitivamente George es tan gay como Rock Hudson, y que es imposible que lo oculte por más tiempo. Tanto alboroto por el sencillo hecho de no haber querido volverse a casar después de su fallido matrimonio de 4 años con Talia Balsam que terminó en 1993. Oprah Winfrey, la presentadora de 57 años, a pesar de haber sido calificada como una de las personas más influyentes del mundo, también ha tenido que justificar públicamente muchas veces la elección de no casarse con Stedman Graham, quien ha sido su novio desde 1986. Al parecer es cierto lo que dice el refrán: los viejos hábitos mueren lentamente. Y lentamente es como la sociedad está aceptando la idea de que casarse puede no ser una meta en la vida de alguien, incluyendo sus celebridades favoritas. Lo cierto es que las reglas del juego han cambiado y es posible para hombres como George Clooney, Gerard Butler, James Franco, Leonardo Di Caprio o Enrique Iglesias, y mujeres como Oprah Winfrey, Sofía Vergara, Eva Mendez, Cameron Diaz, Rachel McAdams, Drew Barrymore y Charlize Theron, vivir plena y exitosamente en el plano personal y profesional, e incluso pasar años con una pareja estable, sin necesidad del “hasta que la muerte los separe”. A Jennifer Aniston, a pesar de ser una de las solteras más hot de Hollywood, no la mencionamos porque todos sabemos que ella sí está loca por casarse. ¡Mejor suerte esta vez Jen!