¿De Hogwarts a una prisión muggle?

E! News | Hace 5 años

 
Warner Bros
Muchas veces la realidad supera ampliamente a la ficción. Jamie Waylett, el actor que encarnaba a Vincent Crabbe, uno de los secuaces de Draco Malfoy en la saga Harry Potter, se encuentra en graves problemas judiciales. Según el periódico británico The Telgraph, el joven de 22 años es acusado de portar y arrojar una bomba molotov durante el conflicto civil que se desató en el mes de agosto en Londres y otras ciudades inglesas. Además, es señalado como uno de los responsables del saqueo de un supermercado de la cadena Sainsbury's, en Chalk Farm, al norte de la capital. Los problemas para la estrellita no finalizan allí: también tiene que justificar las 15 plantas de marihuana que fueron encontradas en su vivienda cuando la policía fue a detenerlo. Waylett habría pagado una fianza para salir de la cárcel, aunque actualmente debería cumplir una restricción horaria dentro de su hogar (de 7 a 19 hs). Por otro lado, el portal argentino Infobae asegura que en caso de que la justicia lo encuentre culpable Waylett podría ser sentenciado a 15 años de prisión. Vale destacar que el oriundo de Londres posee un extenso prontuario en cuanto al consumo de drogas. En 2006 fue acusado de aspirar cocaina. Tres años después la policía lo detuvo y secuestró ocho bolsas de marihuana de su vehículo.