¿Quién fue realmente Steve Jobs?

E! News | Hace 5 años

 
Es probable que un 95% de nuestros lectores sepan quién fue Steve Jobs, que lo reconozcan como el creador de Apple y su principal vocero. De seguro poseen por lo menos uno de los productos de esta compañía, y sin embargo, es poco probable que conozcan la historia de este héroe moderno cuya muerte el pasado 5 de octubre fue lamentada multitudinariamente en las redes sociales, superando tal vez el revuelo causado por la de Michael Jackson o a la atención que generó la boda real entre Kate y Will. Steve Jobs fue el vivo retrato del sueño americano. El chico adoptado, humilde, que siempre fue fiel a unos muy agudos instintos, aún cuando esto implicó abandonar tempranamente su carrera universitaria para quedarse en el garage de la casa de sus padres diseñando computadoras con su amigo Steve Wozniak. Esto sucedió en 1976 cuando Steve tenía apenas 21 años y pensar en una computadora personal era una locura. Seis años más tarde, Jobs sería reconocido como el millonario más joven del mundo. Su historia con Apple, fue como su carácter, bastante temperamental. Fue despedido de la empresa que fundó y 12 años más tarde fue llamado para rescatarla cuando casi cae en bancarrota. Mientras tanto, Steve había creado otra compañía de Software llamada NeXT que fue comprada por Apple por US$ 429 millones como parte del plan de rescate. En el momento en el que Jobs volvió a la compañía hizo dos cosas, siguió trabajando en secreto en sus futuros proyectos, como siempre lo había hecho, y diversificó la línea de productos de Apple, porque sabía que esta batalla tecnológica no se ganaba sólo con computadoras. Así en octubre de 2001 lanzaron el iPod y en abril de 2003 iTunes Music Store, un invento que revolucionaría la industria de la música y la salvaría de ser completamente exterminada por la piratería. Apple estaba de nuevo crecida e indetenible cuando en enero de 2007 se lanzó el iPhone y mucho más cuando se lanzó el iPad tres años después. Jobs logró que las ventas anuales subieran de US$ 8 billones en el año 2000 a US$ 65 billones en el 2010. Sin embargo, muchos dicen que uno de los mayores logros de Jobs no fue llevar a Apple a convertirse en la segunda compañía con más valor por capitalización en el mercado, después de la gigantesca Exxon, sino el impacto que logró en la industria de la música con iTunes y en la industria cinematográfica a través de su estudio de animación: Pixar, creadores de películas que rompieron esquemas y marcaron tendencia como Toy Story, Monsters Inc, Wall-E y Up. Pero la historia de Jobs, como la de todos, no es completamente color de rosa. Al gigante de Apple también se lo conoce por tener un temperamento bastante particular, por estar obsesionado con el control y por descartar cientos de ideas brillantes de manera despótica, para poder conseguir la idea perfecta. Por otra parte su condición de salud, también estaba lejos de ser ideal. En 2004 fue diagnosticado y operado de una rara forma de cáncer de páncreas, y a pesar de todos los esfuerzos que se hicieron, esta enfermedad fue la que finalmente le causaría la muerte. “Recordar que estaré muerto pronto es una de las herramientas más importantes que encontré para tomar las grandes decisiones en mi vida, porque casi todo – las expectativas, el orgullo, el miedo a la vergüenza o al fracaso- esas cosas desaparecen cuando enfrentas la muerte, dejando sólo lo que es verdaderamente importante. Recordar que vas a morir es la mejor manera de evitar la trampa de pensar de que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay razón para no seguir a tu corazón”. Estas fueron parte de las palabras del discurso que dio Jobs en la Universidad de Stanford en el 2005. Al parecer la constante cercanía de la muerte en lugar de detenerlo fue una inspiración, así como este discurso, probablemente el más visto en YouTube en los últimos tres días, ha sido una inspiración para todos sus seguidores. A Jobs lo sobrevive su esposa Laurene Powell, sus tres hijos, Reen, Erin e Eve, Lisa, hija de su novia de la universidad y más de 300 registros por diferentes inventos en la Oficina de Patentes de EEUU. Genio, inventor y agente de cambio, pocos emprendedores han sido tan influyentes como Steve Jobs, y el impacto que tuvo su muerte en el mundo entero, la cual generó un promedio de 10mil tweets por segundo, así lo demuestra. Nosotros lo despedimos con un hasta siempre Steve y gracias por todo.