5 cosas que nos hacen pensar que el Miss Universo no vive su mejor momento

E! News | Hace 5 años

 
© Miss Universe L.P., LLLP.
A estas alturas todos ya deben saber que Ximena Navarrete entregó la corona del Miss Universo a Leila Lopes, la guapísima representante de Angola. La belleza de ébano, de 25 años y 1,79 de altura, se alzó finalmente con el cetro de reina universal y arrancó el aplauso del público brasileño, que en todo momento mostró un firme apoyo a la africana. Pero lo que ocurrió en el Credicard Hall de Sao Paulo, no tuvo tanta receptividad en las redes sociales. Los espectadores, sobre todo los latinoamericanos, mostraron su fuerte desacuerdo con lo ocurrido la noche del lunes. Pero, por sobre todas las cosas, lo realmente destacable es lo aburrida y poco sorpresiva que fue la gala... He aquí las 5 cosas que nos hacen pensar que Donald Trump está en bancarrota el Miss Universo no vive su mejor momento. Los presentadores: Luego de tener a la ex Spice Girl Mel B, a Naomi Campbell y hasta a Brett Michels presentando la gala en ediciones pasadas, Anonymous 1 y Anonymous 2 fueron los encargados de conducir el de este año... ¿Alguien sabe de dónde salieron? Las actuaciones musicales: Sabemos que es importante proyectar talentos locales, y que Bebel Gilberto es una gran cantante brasilera... Pero, ¿no pudieron ponerle un poco de brillo, color y magia al show? Los dos números musicales provocaron bostezos repetidos. Solo despertamos cuando creímos ver a Anastacia -sin lentes- sobre el escenario... Pero no, era Claudia Leitte ¿Alguien recuerda que en el 2008 Lady Gaga actuó en el Miss Universo? Cuadro final sin latinas: Esto no necesita mayor explicación. Sí, sabemos que en los últimos tres años las latinoamericanas han acaparado los primeros puestos, pero... ¿Es que acaso en otra parte del mundo -además de Filipinas- los concursos son tan importantes como en nuestro continente? Lo sentimos, pero Costa Rica, Colombia, Venezuela y Panamá debieron entrar en el cuadro final. Las preguntas y las respuestas: Sí, las respuestas son ensayadas. Paz mundial, belleza interior, honestidad y esa clase de cosas que nos causan somnolencia... Pero ¡¿Y las preguntas?! ¿Nadie pudo asesorar al jurado para envenenar un poco las interrogantes? ¡Estamos en el 2011 por favor! Arriésguense. La moda: Sabemos perfectamente que "los vestidos de certámenes de belleza" pertenecen a una clase indescifrable en la cual la palabra exceso no existe. Pero justamente eso fue lo que faltó. Faltó espectáculo, frente a la sobriedad y la repetición de estilos ¿Dónde quedó la creatividad? De hecho Ximena Navarrete y Miss Filipinas lucieron un vestido casi igual (Cualquier hubiera dicho que fue el mismo si no hubiésemos visto a las dos al mismo tiempo en el escenario). Esperemos que el año que viene el show recobre la "magia" de los certámenes anteriores o que por lo menos tomen nota de Toddlers & Tiaras.