¡Alerta Ellen! Amy Poehler quiso superar tu famosísima selfie…

E! News | Hace 3 años

 
Amy Poehler, Andy Samberg, Bill Hader, Bill Murray, Paul Rudd

Jeff Vespa/VF14/WireImage



La catalogada "la mejor selfie del mundo" tiene una fuerte competencia...






Seguro, Ellen DeGeneres tuvo una selfie llena de famosos durante la noche del Oscar, pero esta foto es sencillamente hilarante...

Al asistir al after party de Vanity Fair de los Oscars la noche del domingo, Amy Poehler fue cargada por Adam Scott, Bill Hadder, Bill Murray y Paul Rudd, quienes lograron ponerla boca abajo y crear un memorable momento Kodak.

Video + GIFs > 14 momentos de los Oscars en lo que Jennifer Lawrence fue muy "Jennifer Lawrence".

Al divertido momento se unieron Ady Samberg, Nick Offerman y Megan Mullally.

¿Habrá sido todo parte de una broma de George Clooney para con Poehler? 

Recordemos que él juró vengarse de Tina Fey y de Poehler por la broma que le jugaron durante los Golden Globes sobre su afinidad por las mujeres jóvenes. "Haré algo de lo que me avergüence… algo que les duela".

Fue él quien empezó todo, pues inicialmente hizo una primera broma contra las chicas al enviarles una carta supuestamente escrita por Matt Damon que decía: "Querida Tina, puedo sonar como un hipócrita porque me rio de las bromas acerca de George y de Leo, pero ellos son conocidos por eso, y cuando me llamaste un hombre basura realmente me dolió y ahora mis hijos me llaman así".

Los chistes más agudos y memorables de Tina Fey y Amy Poehler en los Globos de Oro.

George narró en una aparición en el show de David Letterman que dos cestas de frutas llegaron a casa de Damon con dos notas: una de disculpas y una segunda en la que hacían saber al actor que no había logrado engañar a Tina y Amy. "Si tu carta es parte de una broma de George Clooney, como sospecho que lo es, ustedes, amateurs, van a tener que mejorar su juego. A nosotros no nos engañan fácilmente. Somos comediantes profesionales, por favor toma esta fruta como muestra de nuestra sinceridad".

Sea lo que sea, le costará mucho a George Clooney superar esto.