Almodóvar se vuelve a quedar con las ganas…

E! News | Hace 5 años

 

Bang News



La XXVI edición de los premios Goya celebrada la noche del lunes en Madrid tuvo como vencedora a la película No habrá paz para los malvados, de Enrique Urbizu, dejando atrás a la gran favorita: La piel que habito de Pedro Almodóvar.

La cinta se llevó seis galardones, entre ellos a la mejor película, a la mejor dirección y a la mejor interpretación masculina, la de José Coronado. 






Premios aparte, la gala tuvo el glamour indispensable en estos actos y su alfombra roja vio vestidos de firma y nombres de fama internacional, como Antonio Banderas, que competía en la categoría de mejor actor y que estuvo acompañado por su mujer Melanie Griffith, o Pedro Almodóvar, quien fue uno de los últimos en posar. El cineasta manchego llegó solo y bromeando por su vuelta a la gala tras años de enfrentamientos con la Academia de Cine. 

La mexicana Salma Hayek, quien recorrió la alfombra roja en compañía de su marido François Henri Pinaut, tampoco quiso perderse la gala. No en vano, ya había declarado que acudiría emocionada y que aunque no contaba con ganar, estaba agradecida por haber sido nominada como mejor actriz por La chispa de la vida.