Anne Hathaway somete a su cuerpo a cambios extremos para sus películas

E! News | Hace 4 años

 

Allure



Es muy común que los actores quieran ponerse en la piel del personaje, pero a veces pareciera que no tienen en cuenta su salud.

Desde Renée Zellweger cambiando su físico para El diario de Bridget Jones a Vaneesa Hudgens viviendo en un refugio para mendigos, los ejemplos se apilan en la historia. Por eso, no sorprende que Anne Hathaway haya recurrido a ellos para dar lo mejor de sí como Gatúbela en la última película de Batman y como Fantine en Les Miserables.

Sin embargo, parece que sus dietas fueron un poco extremas para su salud.






Para revivir a Fantine, el clásico personaje de la obra sin fecha de vencimiento Les Miersables, Anne decidió someterse a una dura dieta.

Interpretar a una prostituta enferma de tuberculosis puede que sea cuestión de talento y maquillaje, pero Hathaway quiso agregar una apariencia lo más real posible: "Esta dieta me encanta porque me rompe, así que amo eso. Nada como sólo vivir a base de humus, rábanos y decir: 'tengo una espinilla", contó en una entrevista para la revista Allure.

No suena muy saludable pero seguro que está bien controlada y sabe lo que hace.

"Para ser Gatúbela fui al gimnasio por 10 meses y no salí nunca", bromeó.

Algo similar realizó Zac Efron para poder dar con su masculino protagónico en Lucky One.