Antonio de la Rúa continuará la batalla judicial contra Shakira…

E! News | Hace 3 años

 
Antonio de La Rua



La disputa legal continúa...






Antonio De La Rúa aseguró que no cesará la lucha iniciada en los juzgados contra Shakira --a la que reclama 100 millones de dólares por haber sido su socio durante once años-- a pesar de que el Tribunal Superior de Los Ángeles (California) desestimó recientemente la demanda.

"Ahora tengo que decidir si apelo en Los Ángeles o acepto lo que propone Shakira, que el juicio se celebre en Bahamas o Colombia. Este proceso es muy largo y estamos en la primera etapa: elegir la jurisdicción. El juez de Los Ángeles no ha dicho que no tenga derecho sobre los activos de Shakira, sino que prefiere que sea otra jurisdicción la que lleve el caso al tratarse de dos personas no residentes en la ciudad", aseguró De la Rúa en una entrevista concedida a la emisora W Radio.

De la Rúa considera que tiene derecho a recibir parte de las ganancias generadas por la cantante, ya que gracias a él la estrella colombiana comenzó a obtener beneficios mediante la firma de contratos millonarios o incluso con la creación de su fragancia.   

"Cuando nos asociamos en 2004 Shakira venía de tener muchos problemas económicos, perdía dinero en sus giras. Iniciamos una sociedad, nos distribuimos los roles y también poderes específicos. Ella se ocupó de la parte artística y yo de los negocios. En 2010 terminamos nuestra relación sentimental, pero por unos meses más continuamos con la profesional", reveló De la Rúa.

Si bien es cierto, el empresario y la cantante jamás firmaron un contrato en el que se especificara la labor que su por entonces pareja llevaba a cabo, motivo que está dificultando el proceso judicial.

"No teníamos un contrato escrito, solo un acuerdo oral en el que decidimos distribuirnos las ganancias. Shakira en un porcentaje mucho mayor por ser la artista y yo mucho más pequeño por ser el que construía la plataforma económica. Siempre nos hemos distribuido las ganancias año a año", confesó.

Sin embargo, el problema entre ambos surgió cuando la cantante contrató a nuevos abogados, supuestamente aconsejada por su nueva pareja --el futbolista del FC Barcelona Gerard Piqué--, quienes desde entonces llevan a cabo una férrea táctica legal contra su expareja.

"El nuevo abogado de Shakira me dijo que yo no era su socio, sino un mero asesor y que no tendría derecho a ningún beneficio. A partir de ahí fui incapaz de volver a hablar con ella", señaló.

Pero a pesar de las confrontaciones entre ambos, el hijo del expresidente argentino Fernando de la Rúa, asegura alegrarse del feliz momento que atraviesa Shakira, quien ha sido madre de su primer hijo, Milan, junto al deportista catalán.

"Por mi parte no queda ninguna cuenta pendiente con ella en lo personal. La veo feliz y eso me hace feliz. Ha conseguido muchas cosas que quería, como formar una familia. No puedo más que desearle todo lo mejor a una persona con la que he estado 11 años. Para mí es una alegría verla bien, supongo que para ella será lo mismo", señaló.