Aprueban ley impulsada por Halle Berry y Jennifer Garner que protege a los niños de los paparazzis

E! News | Hace 3 años

 
Halle Berry, Jennifer Garner

AP Photo/Rich Pedroncelli




La iniciativa finalmente fue tomada en cuenta.






Hace algunos meses algunas estrellas como Halle Berry y Jennifer Garner comenzaron una lucha que arrastró mucho apoyo e igualmente detractores: convertir en ley la protección de los hijos de las estrellas ante el acoso de los paparazzis.

Pues finalmente la Ley 606 fue aprobada en California y ratificada por el gobernador Jerry Brown .

A través de un comunicado, Halle –quien está a la espera de su segundo hijo e indudablemente no quiere que comiencen a perseguirla para obtener una foto-  expresó su satisfacción ante el hecho:

"Comencé esta lucha con mucha esperanza y un poco de incertidumbre, así que me quedo sin palabras para expresar mi inmensa gratitud al gobernador Brown, quien ha reconocido y actuado para remediar el clamor de niños que son atormentados por la identidad o prominencia de sus padres. En nombre de mis hijos, expreso mi esperanza de que este sea el principio del final para esos paparazzi muy agresivos, cuya conducta chocante ha causado tanto trauma y estrés emocional".

En el caso de Garner había expresado que sus hijos con el actor Ben AffleckVioletManuel y Seraphina nunca los dejaban en paz.

El senador Kevin de León, quien apoyó la medida, dijo que "el acoso incluye la grabación o intento de grabar imágenes o voces de los niños, sin permiso de los padres, al seguir sus actividades o permanecer en espera de una oportunidad".

De ahora en adelante la persona que pretenda molestar  a algún menor acosándolo para obtener una imagen, podría enfrentará unas penalidades de seis meses a un máximo de un año en cárcel, según indicó la agencia Reuters. Las multas por una primera violación, que inicialmente eran de 1.000 dólares, ahora serán de 10.000, ascendiendo a 20.000 dólares por una segunda violación y 30.000 por una tercera.

Habrá que pensarlo dos veces antes de darle click. Y es que definitivamente con tantos bebés llegando a Hollywood será difícil no querer retratarlos.