Artista uruguaya se siente estafada por el reality de Jennifer Lopez, Q’Viva

E! News | Hace 5 años

 

Michael Buckner/Getty Images



Parece ser que las cosas no comenzaron bien para J. Lo porque  una bailarina de tango uruguaya aseguró: "Me siento estafada y engañada". La referencia es para Q'Viva!, el reality show de Jennifer Lopez y Marc Anthony.

Entra para ver la historia.






Diferentes medios de Uruguay informan que seis artistas de ese país recibieron invitaciones de la producción del programa para participar de las audiciones en enero en Los Ángeles para Q'Viva!, el reality de Jennifer Lopez y Marc Anthony que busca encontrar nuevos talentos latinos.

Resulta que de esos seis sólo dos puedieron concretar el viaje mientras que otros no aceptaron las peculiares cláusulas de contrato y Laura Smart continúa esperando.

El sitio PrimeraHora.com.uy asegura que entre las exigencias contractuales figuraban que durante nueve meses no podrían tener contacto con nadie, incluso familiares directos, que en la casa en la que se hospedarían tendrían agua a discreción, una sola comida por día y que deberían pagar cien dólares por posibles gastos. Además, deberían llevar un micrófono puesto día y noche y que durante la emisión del reality se podrían revelar detalles de la vida privada de los concursantes sin derecho a reclamo o desmentido.

Algunos decidieron no firmar ningún papel, entre ellos la pareja de baile de Laura. Sin embargo, según cuenta la misma bailarina, ella dio el sí. En un principio cuenta que tenía contacto diario con la producción en Estados Unidos pero que repentinamente no tuvo más noticias de ellos. A fines de diciembre, Smart recibió un correo electrónico en el que le comunicaban que estaban buscándole una pareja de baile y le pedían que aclara cuál era su estilo de danza.

Según la uruguaya, ese fue el útlimo contacto hasta que a principios de febrero avisó a la productora que estaba considerando hacer pública su situación. Una productora del casting para Latinoamérica le respondió que las audiciones en Los Ángeles en enero eran sólo aun primera instancia, que "no la dejarían afuera".

El Observador cita a la encargada de prensa de Q'Viva! para Latinoamérica, Parinaz Farzin quien explica: "Hemos tenido que cumplir con reglas individuales y por desgracia, en el caso de Laura y otro concursante más, los visados no puedieron ser obtenidos a tiempo para las audiciones en Los Ángeles. Como resultado, la producción tanto del show televisivo como del espectáculo tuvo que tomar una decisión para mantener vigente la línea de tiempo y horario".

De acuerdo a lo que cuenta la misma Laura Smart en los medios, el contrato que firmó indica que el productor tendrá derechoa  suspender o terminar el acuerdo con o sin aviso.