Blake Lively ¿La razón del divorcio de Ryan Reynolds y Scarlett Johansson?

E! News | Hace 6 años

 
Robert Marquardt/Getty Images; Fotonoticias/WireImage; Dimitrious Kambouris/WireImage

¿Será que las celebridades son muy tacañas y quieren dar la menor cantida de regalos posibles en Navidad?

Es la única forma de explicarse tantos rompimientos en época de fiestas. Primero Zac Efron y Vanessa Hudgens, luego Michael C. Hall y Jennifer Carpenter, y ahora... El hombre más sey del mundo según la revista People, Ryan Reynolds, y la chica de portada más hot de Hollywood, Scarlett Johansson, lo han dejado hasta aquí. Y uno pensaría que con ese look ninguno podría cansarse del otro. ¿O será que ya se habían acostumbrado a tanta belleza cuando apareció Blake Lively? Pero no tan rápido, ustedes saben que siempre tenemos los secretos más íntimos de los romances top (eso es contigo Zac, también con la diva Eva Longoria y hasta con el propio Dexter). Pero ese no es el caso... Seguramente hay la típica negación de ambas partes sobre las verdaderas causas del fracaso, por más "amor y respeto" y todo lo que se tengan. Nosotros estamos conscientes de que esto es un discurso pero no podemos asegurar nada más. Por ahora... Sin embargo hemos escuchado rumores de que Ryan no estaba pensando mucho en los votos matrimoniales mientras filmaba Linterna Verde con su co-estrella Blake Lively. Sabemos que Blake es una coqueta y que tener a Ryan Reynolds en frente debe ser muy tentador. Este no será el último rumor que lean sobre Blyan (hey, suena mejor que Rake). La gira de promoción del filme del superhéroe comenzará en enero, y estamos seguros que todo el tiempo que pasarán juntos ahora, dará mucho de qué hablar. Pero Ryan es un caballero, por lo que sabemos se mantendrá hermético acerca de su divorcio (lo que por supuesto es darle razones a los tabloides para inventar) Blake debe estar encantada. Ahora podrá ser protagonista de los titulares de la prensa rosa con uno de los Ryan más hot de el momento (El otro sería Ryan Gosling ¿o no?) La suerte de algunas...