Britney Spears usa un traje “espacial” para adelgazar más (+ Foto)

E! News | Hace 3 años

 
Britney Spears

Beetham/Raishbrook/Splash News



¿O en realidad está aplicando tintura a todo su cuerpo?






Britney Spears no va al espacio, todavía… Es simplemente parte de su atuendo para hacer deporte.

La mamá de dos fue vista llevando un traje plateado de sauna ayer en Calabasas, Calidornia, y el top no sólo se ve súper original, sino también ayuda a acelerar la pérdida de peso.

Shape House es un spa en L.A que hace que sus clientes suden las toxinas con la ayuda extra de un traje de sauna similar al que Britney está llevando. "El traje hace más o menos lo mismo que harías sin tenerlo, sólo que en mayor medida", dice la dueña, Sophie Chiche a E!News.

Acelera la capacidad de "sudar profundamente tres veces más que sin el traje, lo que ayuda a una desintoxicación más eficiente", explicó la experta.

E! News / ¡A Britney Spears le falló el playback! (+ Video) 

"El traje hipertranspirante retiene el calor cerca al cuerpo y todo se siente más caliente", agregó la dueña de Shape House. "Es como cocinar los jugos de uno", aclaró.

Bueno, al parecer los beneficios de este traje sideral están funcionando para Brit, quien también se mantiene en forma gracias a su show Britney Peace of Me en el Planet Hollywood Resort & Casino de Las Vegas. Y bueno, ayuda el andar persiguiendo a sus hijos Jayden (7) y Sean (8).

Para prepararse para su comienzo en Las Vegas en diciembre, la cantante de 32 años hizo el "entrenamiento estilo olímpico", dijo a E! News su entrenador Tony Martínez. La princesa del pop se involucró en actividades de alto rendimiento, particularmente "entrenamiento intensivo para mantener sus pulsaciones elevadas".

E! News / ¡Britney Spears y Nicole Richie practicaron sadomasoquismo en pleno escenario! (+ Video)

"Está tan emocionada por presentarse y mostrar la gran forma en la que se encuentra", presumió su entrenador antes de que comenzaran los espectáculos. "Está trabajando duro y está rindiendo frutos".

¡A seguir sudando, Brit!