Bye bye Ximena…

E! News | Hace 5 años

 
Cortesía Ximena Navarrete
Pareciera que el sueño está a punto de concluir para Ximena Navarrete, pero no, con la conclusión de su reinado como Miss Universo, apenas comienza. La belleza mexicana que en agosto del 2010 se alzó con la corona de la mujer más bella del universo, en Las Vegas, aseguró en entrevista que su esfuerzo por dar la mejor cara de su país fue gigantesco y se vio recompensado con lo que deja. “Me da entre tristeza y alegría que ya termine. Tristeza porque dejo el departamento en Nueva York, a mis amigas, mis hermanas, con quienes viví allá. Dejo al equipo de Miss Universo, bueno, sí está complicado, porque no quisiera que se acabara, pero por otro lado ya quiero volver a casa, estar con mi familia, y comenzar con mis nuevos proyectos”, dijo Navarrete en exclusiva. La tapatía de 23 años ya se encuentra en Sao Paulo para entregar el cetro el próximo 12 de septiembre. Después de haber modelado para Old Navy y L’Oreal, Ximena comienza este mes a salir en televisión de Estados Unidos como la imagen de una marca de agua, además de que tiene planes para establecerse en México.

Los expertos aseguran que Miss Universo 2011 será...

“Hay sorpresas que todavía no puedo decir, trabajaré aquí, allá, donde se pueda. Por lo pronto ya firmé contrato con la agencia de Donald Trump para trabajar como modelo. Esa es mi meta, ser una modelo de altura, consagrada, que pueda hacer grandes cosas en el ramo. No me interesa donde, pero quiero desarrollar mi carrera al cien por ciento… estoy lista para lo que viene”. La estudiante de nutrición, mencionó a Lupita Jones (la única Miss Universo mexicana antes que ella) como uno de sus principales modelos a seguir. “Es una mujer trabajadora, disciplinada y sabe muy bien lo que quiere, siempre la he admirado y la admiraré por sus logros y por lo que ha hecho con Nuestra Belleza”, señaló. En plena convivencia con las nuevas aspirantes al máximo título de belleza internacional, la mexicana dice que su papel, ahora, es divertirse y disfrutar de Brasil tanto como lo hizo cuando viajó a otras naciones como Indonesia, España, India, Francia, Tailandia, Bahamas y República Dominicana.