Chile estará presente en la noche de los Oscars gracias a la película NO

E! News | Hace 4 años

 

EFE



Conoce al film de Pablo Larraín que se hizo con una nominación para los prestigiosos premios...






Cada año el cine de Latinoamérica va obteniendo más reconocimiento mundial gracias a la calidad de nuestras producciones y en esta oportunidad las buenas noticias vienen de Chile gracias a que la película NO del director Pablo Larraín acaba de ser nominada como Mejor Película Extranjera en la entrega de los Oscars 2013. 

La cinta protagonizada por el mexicano Gael García Bernal, narra los hechos reales de las elecciones de 1988 en las que el pueblo chileno votó por el NO para impedir que el dictador Augusto Pinochet pudiese seguir en el poder hasta 1997.

Este acontecimiento histórico que marcó el regreso de la democracia en Chile fue retratado con mucha precisión y nostalgia por Larraín quien centra el desarrollo de su película sobre como un grupo de persona logró utilizar a su favor las herramientas impuestas por la dictadura para así poder derrocarla.

Uno de los principales atractivos del film, además de su profundo contenido emocional e histórico, es la propuesta estética de este ingenioso director que optó por usar cámara antiguas para darle a la cinta la típica estética de los 80 con imágenes en baja definición que le aportan aún más realismo al acontecimiento que narra la película.

NO fue estrenada el pasado mes de mayo en la Quincena de los Realizadores en el prestigioso Festival de Cine de Cannes donde recibió los más grandes elegíos por parte de los críticos y expertos de la industria quienes decidieron premiarla con el Art Cinema Award que es el más importante galardón de esta sección.

Desde entonces la película ha recorrido festivales en todo el mundo donde sigue acumulando premios y excelentes críticas con las que ahora No se convierte en una competidora real en la esperada noche de los Oscars 2013.

 Sin duda alguna el film es nuevo clásico de la filmografía latinoamericana que les recomendamos que no dejen de ver.