ChocQuibTown se consagra como el grupo musical del año en Colombia

E! News | Hace 6 años

 

Goyo (Gloria Martínez), la cantante del grupo del Pacífico colombiano ChocQuibTown, fue elegida anoche en la ceremonia de los premios más importantes de la música en Colombia, los Shock, como la mejor voz femenina, y su agrupación se consagró como la mejor del panorama nacional. Menos de una semana antes el grupo que mezcla el hip hop con los ritmos tradicionales colombianos habían ganado la categoría de mejor canción alternativa en los Grammy Latino.

La historia detrás de la agrupación más emblemática del momento en Colombia pocos la saben. La mayoría ignora que todos los integrantes afrocolombianos nacieron en Chocó, el departamento más olvidado y pobre del país. O que los tres miembros del grupo son familia: Tostao está casado con Goyo y Flow es el hermano de la cantante principal. O que sus canciones nunca han sonado en la radio comercial porque no han podido ser alineadas dentro de ningún género. O que el nombre extraño de la agrupación viene de sumar las palabras Chocó (el departamento), Quibdó (la ciudad en la que nacieron) y Town, que representa a su pueblo, una palabra en inglés que aprendieron desde cuando escuchaban en los puertos del Pacífico el hip hop que vendían los marinos en los barcos de carga, y que ellos adaptaron a los ritmos tradicionales de su herencia africana y al sonido de sus abuelos. Y sin embargo así, su apuesta ha logrado abrirse camino en los escenarios más difíciles. El primero de ellos fue en 2003, cuando viajaron con sus escasos recursos a Bogotá para participar en el encuentro distrital de hip hop, donde los tres afrocolombianos fueron vistos por los grupos tradicionales como extraterrestres. Su presentación no incluía pantalones anchos ni gorras al revés, no hablaba de la ciudad ni tenían ropa dos tallas más grandes. Por el contrario, incluían en vivo marimbas, tamboras y bailarines, algo que nunca suelen hacer los raperos puros y duros. Lo segundo fueron los temas que ellos trataban, sobre una región totalmente olvidada cuya capital apenas cuenta con ocho calles con servicio de acueducto, y en donde la pobreza alcanza niveles extremos. "Tenía el tumbao del Pacífico y mi voz salía con ese estilo, así que comencé a componer música alegre que hacía directa referencia a nuestra región”, explica Goyo, sicóloga de profesión, quien incluyó quejas políticas, denuncias e historias de su gente. Su canción Somos Pacífico pasó a ser el himno oficial de una región a la que nadie le había cantado. Pero el país seguía reacio a escucharlos. Pero su sonido fuerte llevó a que los invitaran al exterior con una frecuencia que no alcanzaban los otros grupos más conocidos. En los últimos tres años han viajado a Finlandia, Luxemburgo, Estocolmo, Ámsterdam, París y a distintos festivales de Estados Unidos y Europa, y hasta se han presentado en Tokio con sus sonidos que ahora incluyen la música electrónica en sus fusiones musicales. El gran golpe lo dieron en 2009, cuando fueron nominados al Grammy Latino, y la consagración les llegó en este 2010, en el que acaban de ganar con la canción De donde vengo yo.