Cienciología: Religión de celebridades

E! News | Hace 6 años

 
Noel Vasquez/Getty Images
A L. Ron Hubbard, el escritor de Ciencia Ficción que inventó la cienciología se lo podrá acusar de muchas cosas, excepto de no tener claro lo importante que son las celebridades para respaldar cualquier causa en el mundo moderno; desde el rechazo a los abrigos de piel hasta el apoyo a la campaña de Obama. Es por eso que desde 1955 creó “Project Celebrity” (Proyecto Celebridad) un programa en el que se ofrecían recompensas a los cienciólogos que lograran reclutar celebridades clave. ¿El hecho de que tantas celebridades abandonen su antigua fe para predicar esta nueva y decididamente polémica religión te parecía casual? Pues no. En el planeta Hollywood, nada pasa por casualidad. Los cienciólogos más famosos ya son conocidos casi por todos: Tom Cruise, Katie Holmes, obviamente, John Travolta, Juliette Lewis, Lisa Marie Presley y Kirstie Alley. Sin embargo hay algunos nombres que de alguna manera han mantenido un perfil más bajo, sea o no su intención, entre los cuales están Jason Lee (My Name is Earl), Giovanni Ribisi, Nancy Cartwright (la voz de Bart Simpson), Leah Rimini (The King of Queens), Danny Masterson y Laura Prepon (That 70’s Show), Jenna Elfman e inclusive Beck. En Latinoamérica no son muchas las celebridades que hayan prestado su imagen para predicar la Cienciología, pero sí tenemos unos cuantos, entre ellos la actriz venezolana Ruddy Rodriguez, responsable además de haber convertido a varias celebridades locales. Eduardo Palomo, el fallecido actor mexicano también era miembro de esta religión y Andrés López, el humorista colombiano incluso la defendió en público ante el ataque que hizo el guionista Paul Haggis (Crash) en una entrevista reciente en el magazine The New Yorker. Por otra parte, entre las celebridades dudosas, Jennifer López, hija de cienciólogos, también la ha abogado a favor de ella públicamente en varias ocasiones y aunque aún no llega a declararse ciencióloga sí ha afirmado que seguir incorporar ciertas filosofías de la Cienciología en su vida han contribuído a su éxito y su felicidad. Tal vez la falta de validación de la Cienciología como religión en varios países de Latinoamérica, es lo que hace que aún nuestras celebridades locales no se animen a dar el paso y confesarse fieles a esta controversial filosofía, pero considerando que ser cienciólogo es una cuestión que denota estatus, tanto como veranear en Punta del Este o irse a esquiar a Aspen, ya que para acceder a los niveles más avanzados de información hay que pagar mucho dinero, podemos pronosticar que pronto se empezarán a develar más nombres y todos nos llevaremos muchas sorpresas.