Demandas y poco dinero: nuevos problemas para Lindsay Lohan…

E! News | Hace 6 años

 
Clark Samuels/Startracksphoto.com
A pesar de su “notable mejoría en Betty Ford”, Lindsay podría sufrir una recaída debido al estrés en el que se encuentra por una situación que aún no ha sido confirmada por sus representantes. Además de los problemas familiares y la lucha contra la adicción que ha librado hasta ahora, Lilo también se enfrenta a una crisis de ansiedad ocasionada por las consecuencias de su arresto por manejar bajo influencia de sustancias en 2007. Según RadarOnline.com, Lohan habría estado persiguiendo a la madre de su ex asistente, Michelle Peck y a otra pasajera. Y al parecer tanto ellas como los tres pasajeron masculinos que viajaban en el auto con Lindsay la están demandando por negligencia y daños a terceros: Habrá una conferencia para hablar del caso dentro de un mes. Por ahora, RadarOnline citó a una fuente que aseguraba que “probablemente el caso llegue a la corte en abril” y que esto “estaba ocasionando una ansiedad severa en Lindsay.” La fuente añadió: “Estas personas parecen no estar satisfechas hasta que puedan arrastrar el nombre de Lindsay por los suelos. El equipo legal de Lindsay les ha hecho varias ofertas razonables pero ellos las han rechazado.” Según esta misma persona, el equipo que trabaja en Betty Ford con la actriz de 24 años está preocupado por el estrés que esto le está ocasionando. “Ni ella ni los medicos quieren que ésto afecte en su recuperación. Si no fuera porque se trata de ella, ésta demanda ni siquiera habría llegado a la corte,” añadió. Las finanzas son otro tema que preocupa a la estrella: “ Lindsay ya no tiene dinero. Y la cantidad que están exigiendo es absurda. Ella podría volver a enfrentar a la justicia por daños punibles y ésto la tiene muy preocupada”. Hasta ahora se sabe con seguridad que Lohan saldrá de la clínica en enero, justo a tiempo para una nueva audiencia con el juez del caso y se estima que el rodaje de la película Inferno esperaría hasta que ella pueda incorporarse al equipo.