Diego Luna aplaudido en su debut como director en Sundance

E! News | Hace 7 años

 
EFE
El actor y productor mexicano Diego Luna ("Y tu mamá también") recibió en el Festival de Sundance su bautizo como director y guionista, al presentar su primera película de ficción, "Abel", donde eleva a la gran pantalla sus experiencias de la infancia con mucho humor. El estreno mundial de la cinta, presentada fuera de competencia, fue recibido calurosamente por la audiencia en Park City (Utah, oeste), la pequeña ciudad de montaña donde se celebra hasta el domingo el festival de cine independiente más reconocido de Estados Unidos. Diego Luna trabajó durante largo tiempo en la historia de "Abel", según dijo el actor de 30 años que saltó a los plató internacionales con la celebrada cinta de Alfonso Cuarón "Y tu mamá también" (2001), donde compartió protagonismo con su gran amigo Gael García Bernal. Esta ópera prima "tiene que ver conmigo, tiene que ver con que a los seis años yo trabajaba, siempre conviví con muchos adultos y de alguna manera yo soy la parte positiva de la historia, porque supe utilizarlo para bien y para crecer", dijo Luna en una entrevista con la AFP en Park City. "Abel" pone en escena a un niño con problemas de conducta (Christopher Ruiz-Esparza) que, tras una hospitalización, regresa a la familia asumiendo el papel del padre ausente y comienza a mandar en la casa. A petición de la madre (Karina Gidi), impotente ante el comportamiento de su hijo, la familia decide no llevarle la contraria al niño y seguirle el juego, hasta que emerge la figura del padre (José María Yazpik) después de dos años completamente desaparecido. "Para hablar de algo tan cercano, la ironía siempre es más sencilla. Pero conforme fue avanzando el proyecto también me convertí en padre y esto cambió un poquito mi perspectiva", dijo Luna, quien actualmente espera a su segundo hijo con su esposa y también actriz Camila Sodi, padres desde agosto de 2008 de Gerónimo. Como director, Luna contó que "cuando el padre (José Maria Yazpik) llega, se empieza a volver un triángulo, empieza la lucha de dos hombres por una posición en el hogar y por el amor de una mujer. Es este absurdo que se propone la película, donde un niño puede estar enamorado de su madre". Pero contra todo pronóstico, la película está lejos de ser un culebrón para provocar lágrimas; al contrario, es una obra repleta de humor que explota al máximo las situaciones más absurdas. Para este joven, que empezó actuando en telenovelas mexicanas, el tema de la infancia tiene mucho que ver con su inicio como director. El joven cineasta está encantado de esta primera experiencia y quisiera repetirla, pero dándose el tiempo necesario, como con "Abel", "para encontrar la historia, trabajarla". "Y sí, perdía el pelo, no dormía, pero lo gocé mucho porque preparamos muchísimo, llegábamos cada día muy preparados", reveló sobre este primer paso detrás de las cámaras recibido con aplausos en una tribuna de renombre. Fuente: Yahoo