Donatella Versace: “Las colecciones diseñadas por celebridades son una moda barata”

E! News | Hace 5 años

 
Charles Esheiman/ Kevin Winter Getty Images
(REUTERS) Las estrellas de música pop pueden diseñar elegantes colecciones para sus fanáticos pero las marcas mundiales de moda necesitan más que un toque de glamour para permanecer en la cima, dijo el jueves a Reuters la diseñadora Donatella Versace. El ejemplo de estrellas de la música pop como Madonna, Beyonce y Victoria Beckham obteniendo el estatus de diseñadoras ha provocado que otras cantantes como Taylor Swift se aventuren en el negocio de la moda, que casas de diseño como Versace han definido por décadas. “Creo que es más un asunto de mercadeo. Algunas de estas colecciones son para una moda más barata de mercados masivos. No creo que haya creatividad ahí”, dijo Versace en el marco del lanzamiento de la colección 2011 de su compañía. Versace, quien asumió como directora creativa luego de que su hermano y fundador del grupo, Gianni, fue asesinado en 1997, tiene entre su círculo cercano a los cantantes Sting, Elton John y Jennifer Lopez. La diseñadora dijo que no le asustaba la competencia de celebridades. “Las estrellas de música visten Versace”, señaló. Casi 20 años desde que creó su primera colección, Versace dice que la titilante vida de la celebridad mundial puede ser una débil fuente de inspiración para el proceso creativo. “Debes vivir entre cosas reales, necesitas la mayor cantidad de información posible”, sostuvo. La casa de moda, cuyos vestidos de gala han sido usados por la estrella de cine Drew Barrymore y las cantantes Britney Spears y Christina Aguilera, ha pasado por una profunda reestructuración tras estar cerca de la bancarrota en 2004. Dijo que está camino a obtener ganancias este año, luego de soportar la crisis financiera mundial en 2009. Versace, una de las primeras casas de moda en entrar al mundo del diseño de interiores a inicios de la década de 1990, reveló unas piezas metálicas y coloridas con motivos sacados de su colección de ropa femenina. Por Antonella Ciancio