El capítulo final de Glee será el más grande y espectacular de la ¿historia?

E! News | Hace 5 años

 
Se puede decir que el capítulo final de la segunda temporada de Glee que saldrá al aire el 24 de mayo, lleva dos años planeandose. Después de todo era la intención de su creador Ryan Murphy que el equipo de inadaptados más famoso de la televisión llegara a su objetivo final: La competencia nacional ficticia de clubs Glee en Nueva York. Así que en Abril el comando de Glee tomó la ciudad por cinco días en una estrategia casi militar que permitió cumplir con precisión el rodaje de este importante episodio. Times Square y Central Park servirán de escenario para los eventos que se pronostica le cambiarán la vida a los personajes de la serie. Además de su expansión como franquicia al terreno del 3D, un tour nacional y un Reality (The Glee Project), se ha invertido un presupuesto de 6 millones de dólares, según lo reportó el Hollywood Reporter. Un gran presupuesto incluso para un show que cuenta con un impresionante 3.9 del rating en promedio durante la temporada. "Hay un mundo de posibilidades, el Nueva York que todos imaginan," dijo Ryan Murphy. Según reseña esta misma publicación, se tratará de una versión postmoderna del clásico de los Beatles A Hard Day's Night. Para el primer día de rodaje, 200 fans se apostaron frente a las barreras que se colocaron en el Times Square. "Eso era inimaginable" dice Dante DiLoreto, uno de los productores. Pero el volumen de la ciudad también fue un desafío interesante. Dicen que se podía escuchar al equipo de la película gritando porque las ambulancias estropeaban el sonido de las tomas. En Times Square, las chicas Dianna Agron, Jenna Ushkowitz, Heather Morris, Lea Michele y Ashley Fink arrancaron con un segmento de New York New York y I Love New York. Todos estaban sorprendidos con el volúmen de espectadores que tenían. Dijo el director de fotografía Chris Baffa. "Aparentemente somos una especie de programa famoso." Chris Colfer también se mostró halagado y un poco asustado. Una de las fanáticas le arrancó un pedazo del vestuario, forzando a la producción a hacer uso de la seguridad. "Es la pasión" dijo Murphy. "No es una locura, sólo están emocionados de ver a Kurt y a Rachel." A pesar de haber contado con el apoyo del Alcalde y el Departamento de Policía de Nueva York, Di Loreto enfatizó en que lo más difícil de rodar en Nueva York "es la cantidad de personas que te pueden decir que no." El elenco también pasó por el teatro Gershwin para grabar una secuencia de tributo a Wicked protagonizada por Lea Michel y Colfer.