El FBI investiga las actividades caritativas de Madonna

E! News | Hace 6 años

 
Fame Pictures
(EFE) La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) inició una investigación acerca de las actividades de la organización caritativa Success for Kids (SFK), centrada en proyectos educativos y cuya presidencia ostenta la cantante Madonna, publica hoy el diario digital The Daily. La organización sin ánimo de lucro y dedicada a mejorar la educación de los más jóvenes en distintos países del mundo ha despertado las sospechas del FBI, que investiga sus cuentas tras detectar "ciertas irregularidades y actividades sospechosas", según se puede ver este lunes en ese diario digital de News Corporation. La investigación, que se lleva a cabo en Los Ángeles, intenta determinar si los proyectos publicitados por SFK y respaldados por la conocida cantante de temas como Material Girl y Frozen, para los que se han recaudado hasta 33 millones de dólares desde la fundación de la organización, han llegado a materializarse. Hay algunos de los donantes de SFK que dudan de la realización de los proyectos, como la rica heredera Courtenay Geddes, cuyo abogado detalló a la publicación digital que esta investigación es simplemente "la punta del iceberg" y pidió que se hagan públicas las cuentas de la organización. SFK asegura en su web haber mejorado la vida de al menos 60.000 niños en varios países, desde Brasil, Panamá y Costa Rica hasta Rusia e Israel, pasando por Malaui, país africano en el que Madonna adoptó a dos de sus hijos: David Banda y Mercy James. Según el diario, la investigación también se centra en el Centro Internacional de la Kabala de Los Ángeles, que ha recibido millones de dólares de Madonna y la ayudó a formar su otro proyecto caritativo llamado Raising Malawi. El mismo medio relata que el trabajo caritativo de la cantante cuenta con problemas desde que el mes pasado tuviera que desistir en su proyecto de crear una nueva fundación en favor de las niñas pobres de Malawi. La polémica surgió cuando se relacionó el fracaso del proyecto con los excesivos gastos, de alrededor de 3,8 millones de dólares, que Raising Malawi había destinado a proyectos que no produjeron resultados. Vía (EFE)