El médico de Michael Jackson quiso deshacerse de los restos de propofol

E! News | Hace 5 años

 
AP Photo/Isaac Brekken; Pool Photographer/Getty Images
El doctor Conrad Murray, que actualmente se encuentra en juicio por el homicidio involuntario del cantante, le habría pedido al guardia de seguridad de Michael, Alberto Álvarez, que se deshiciera de toda la medicación que había en su habitación de Los Ángeles antes de llamar a los servicios de emergencias. El fue el primer guardaespaldas que entró en la habitación del astro del pop después de que su médico personal llamara pidiendo ayuda. El latino ha contado al tribunal cómo el cardiólogo cogió los medicamentos de una mesita de noche situada al lado del cadaver de Jackson, que reposaba en la cama. Según declaró Álvarez, Murray le contó que Michael había tenido una "mala reacción", y cuando entró en la habitación el médico le estaba practicando la reanimación. El custodio también contó al jurado que Michael, de 50 años, estaba de buen humor en los ensayos la noche antes de su muerte. "Estaba muy feliz. Recuerdo que estaba de buen humor", testificó. El médico se ha declarado inocente de los cargos de homicidio involuntario en relación a la muerte del artista, pero si finalmente fuera declarado culpable, se enfrentaría a cuatro años de prisión.