El polémico vestido de carne cruda de Lady Gaga fue elegido como el más icónico del año

E! News | Hace 6 años

 
Steve Granitz/WireImage.com
Si ya conocemos los nombres de las mujeres mejor vestidas del año, ya era hora de que también se eligieran los vestidos que pasarán a la historia por ser los más odiados, deseados o criticados del años... Es decir, el vestido más comentado del año. Como no podía ser de otra forma, Lady Gaga, con unos cuantos kilos de carne, se coronó como la ganadora absoluta de esta y cualquier otra categoría que mida la exageración. Dos veces aparece en la lista de los 10 vestidos más icónicos del año elaborados por la revista Ok Magazine, y es que, analizando todos y cada uno de sus look, la verdad es que no es para menos. El vestido firmado por Reiss Issa el día del anuncio de su compromiso con el Príncipe Guillermo -vestido que se agotó horas después- sitúa a Kate Middleton en el segundo lugar de la lista, seguido por Victoria Beckham luciendo un diseño propio y uno de sus vestidos preferidos por las famosas. Cierran el 'top five' del ranking el impresionante vestido de Julien Macdonald que la cantante Cheryl Cole lució el día de los premios Glamour -en cuarto lugar-, seguido por todos y cada uno de los vestidos de látex que hemos visto enfundarse a Katy Perry. En el sexto lugar de la lista aparece el impresionante vestido asimétrico estilo túnica de Halston en color fucsia que Sarah Jessica Parker se enfunda en la segunda parte de Sex and the City, seguido por un look muy guerrero de la artista Cheryl Cole, que también repite en la lista. En octava posición encontramos a Leighton Meester, protagonista de Gossip Girl, le "robó" el traje a su novio en la ficción (Chuck Bass) para presentarse en los premios Gotham Independent hace unas semanas, haciendo del look masculino la nueva tendencia por excelencia. En noveno puesto de la lista, encontramos el vestido blanco de tres volantes firmado por Francesco Scognamiglio, con el que Lady Gagaapareció en los Brit Awards el pasado mes de febrero disfrazada de árbol de Navidad. Finalmente, y como no podía ser de otra forma, cierra la lista uno de los nuevos iconos de estilo del año: Emma Watson y su vestido de encaje negro firmado por el diseñador murciano Rafael López, también se merecen un puesto destacado entre los mejores vestidos del 2010.