Emily Blunt posa embarazada para Vogue “Es lo mejor que me ha pasado”

E! News | Hace 3 años

 
Emily Blunt, Vogue

Mario Testino/Vogue




Al parecer, los haters de Kim Kardashian sí tienen algo qué aplaudir en la edición de Vogue de abril.






Emily Blunt no tenía una razón para hablar con la prensa durante su embarazo.

En vez de eso, luego de terminar de filmar Into The Woods, la actriz de 31 años pasó tiempo en casa con su esposo, John Krasinski, mientras esperaban la llegada de su primera bebita.

La pareja recibió a su hija, Hazel Krasinski el pasado 16 de febrero y la familia ha mantenido un bajo perfil desde entonces.

FOTO > Emily Blunt luce fabulosa un mes después de haber dado a luz...

Antes de dar a luz, sin embargo, Blunt accedió a hacer una sesión de fotos y entrevista.

Vestida con su panza de embarazada en un vestido cuello en V, posa para Norman Jean Roy en la edición de abril de Vogue.

"Es lo más grandioso que me ha pasado", dijo sobre la inminente maternidad. "Me siento bien aunque a veces me levanto sintiéndome como mi abuela rodeada de almohadas. Incluso tengo una de esas grandes que uno abraza. Mi esposo la llama Gary".

Cuando Blunt filmó Into the Woods (donde actúa con Johnny Depp, Chris Pine y Meryl Streep), su pancita apenas se veía.

FOTO > Emily Blunt luce deliciosa embarazada y en bikini.

"Interpreto la esposa de un cocinero, así que creo que ella debía comer bastante. Al final lo que hacía era asustarme detrás de árboles y esconderme detrás de otros personajes".

La actriz se permitió a sí misma "un café al día", estando embarazada y ordenó galletas libres de gluten durante la entrevista. "Sé que todo el mundo gira los ojos pero conocí aun doctor que lo sugirió y realmente me ha ayudado durante el embarazo".

La actriz aseguró tomar un abordaje "no intenso" de la maternidad. "Todo el mundo dice que uno no debe buscar en internet y leer la menor cantidad posible de libros".

Para prepararse para su rol junto a Tom Cruise en Edge of Tommorrow, pasó tres meses recibiendo clases de artes marciales Krav Maga y tomó lecciones de gimnasia antes de vestirse en un traje pesado con muchas armas pegadas a los brazos y piernas. "Parecía como una profesora de aeróbics al final de todo eso, Casi no era atractivo", dijo Blunt del riguroso rodaje de la película.

"Entiendo lo que conlleva estar en forma y cuando quedé embarazada un poco después de terminar la película, eso me ayudó a mantenerme activa", concluyó.