Eva Longoria: "Nací en Estados Unidos, pero me siento mexicana"

E! News | Hace 3 años

 
Eva Longoria

Daniel Perez/Getty Images



La adorable actriz recalcó su lado latino...






Si algo ha caracterizado siempre a Eva Longoria ha sido su profunda preocupación por la comunidad latina residente en Estados Unidos, y la extensa labor política y solidaria que lleva a cabo para luchar por los derechos de este colectivo y, principalmente, por los de las mujeres de origen hispano. Han sido precisamente sus raíces culturales --sus padres son mexicanos-- las que la han llevado a dedicarse en cuerpo y alma a la causa solidaria y pese a haber nacido en Texas (Estados Unidos), Eva Longoria ha admitido que su corazón se identifica con el país vecino.

"El trabajo solidario hacia nuestra comunidad es fundamental, ya que defendiendo los derechos de los latinos se están defendiendo los derechos de todos. Así podemos avanzar todos juntos. Me siento muy honrada de estar aquí porque nací en Estados Unidos, pero me siento mexicana de corazón", confesó en su discurso durante la gala de los premios Tu Mundo de la cadena de televisión Telemundo, quien premió a Eva por su extensa labor solidaria para con los latinos.

Su fundación benéfica, The Eva Longoria Foundation, y la colaboración con otras entidades de esta misma índole como la Global Gift Foundation, han sido su día a día desde hace años, hasta el punto de impulsar su carrera en la política en detrimento de la interpretativa, que ha menguado notablemente en los últimos años.

Sin embargo, la decisión de disminuir sus apariciones en la pequeña pantalla fue premeditada, lo que la propia Eva achaca a su pasión por ayudar a los demás, más fuerte quizá que su profesión de actriz.

"Actuar es mi profesión, pero ayudar a la comunidad latina es mi pasión y la misión de mi vida. Por eso creé la Fundación Eva Longoria, para apoyar a la comunidad latina, la cual, como sabemos, tiene mucho poder, mucha influencia y un potencial sin límites", explicó en perfecto castellano ante un público que se fundió en un sonoro aplauso tras sus declaraciones.