Ex empleados de Shakira aclaran cuáles son sus exigencias

E! News | Hace 4 años

 

Twitter



Recientemente se pudo conocer que un grupo de ex empleados de la cantante estaban chantajeándola con publicar datos de su intimidad si no le eran retribuidos los pagos que exigían…






Al parecer el descontento si existe, pero no la amenaza…

Según informa HuffPost Voces, se trata de Maritza de Ávila y Dibier Hernández quienes trabajaron para la cantante durante 24 y 11 años respectivamente, ambos fueron despedidos hace algunos meses. Luego de exigir una indemnización, para ellos justa, el abogado de Shakira, Ezequiel Camerini, los acusó de extorsión.

Maritza y Dibier rompieron el silencio y ofrecieron una rueda de prensa en Barranquilla…

"No la extorsionamos, reclamamos prestaciones"…, señalaron.

Los ex empleados niegan rotundamente que estén chantajeando a la novia de Gerard Piqué, indicando que sus exigencia se limitan solo a lo que ellos consideran es un pago merecido por sus servicios prestados durante ese tiempo, es decir más de los 6.000 dólares que les están pagando.

La rueda de prensa fue cubierta por varios medios colombianos, y en ella dejaron claro que el supuesto sex-video no existe.

¿Por qué fueron despedidos?

El abogado indicó que el motivo fue que estando en la casa de la pareja en Barcelona, se negaron a prepararle, en la media noche, una sopa de pollo ofreciéndole a cambio un sándwich de jamón y queso, con lo que la intérprete de Suerte, no estuvo de acuerdo y decidió prescindir de sus servicios.

En sus declaraciones, también contaron la difícil situación que vivieron, teniendo que dormir el banco de una plaza, pero recibieron ayuda de…

¡Antonio De La Rua!

Así es, el ex de la colombiana les tendió una mano, pagándoles un departamento y dándoles dinero para sus gastos.

"Es injusto lo que han querido hacer con nosotros diciendo que somos extorsionistas, cuando lo que queremos es que nos paguen las prestaciones que merecemos", manifestó el abogado…

Por otra parte, Maritza dijo que su mayor dolor no era perder el trabajo, sino perder la relación que tenía con Shakira, que la conoce desde que tenía 9 años, y hasta es la madrina de su hija de 6 años.