Jake Gyllenhaal no quiere hablar de Taylor Swift

E! News | Hace 6 años

 
MARK RALSTON/AFP/Getty Images
Mientras promociona su nueva película Love & Other Drugs, su publicista se ha encargado sin descanso de poner a raya a los periodistas insistiendo en que “No se le harán preguntas personales a Jake, o dará por terminada la entrevista ¿Estamos?” Esto fue lo que nosotros (y muchos reporteros más) escuchamos la semana pasada en la premier de la película mientras nos echaban una mirada de esas que dicen: si mencionas a Taylor Swift te patearé el trasero. Pero ¿Para qué se hicieron las reglas si no fue para romplerlas? Durante una conferencia de prensa del filme en la ciudad de Nueva York, un corresponsal se arriesgó e hizo la pregunta que todos esperábamos: ¿Qué está pasando con Taylor Swift? Luego de un incómodo silencio, Anne Hathaway, coprotagonista de Jake en el proyecto, respondió: “Un momento, yo quiero decir algo. Como interés romantico de Jake en la pantalla desde hace varios años, exijo que nos enfoquemos en mí y solo en mí. ¡O voy a ponerme grosera!” ¡Qué manera de cambiar la conversación! Y el equipo de Jake estuvo muy complacido, pero debemos preguntar ¿Cuál es el misterio? Si a todos nos encanta una pareja sexy y divertida. ¡Disfrutenlo! Parece que el estilo Robsten se ha impuesto: Atiza el fuego con las declaraciones ambiguas (A la Taylor Swift en Ellen). Parece estar funcionando para la pareja que ya comienzan a llamar Jaylor. Obviamente Robert Pattinson y Kristen Stewart no pudieron ocultarse demasiado tiempo, y lo mismo podría pasarle a los nuevos tortolitos. Aparentemente la pareja se encontró durante el fin de semana nuevamente antes de que Swift tuviera que partir a Nashville para otros compromisos laborales. Pero perece que estos encuentros no son lo único que Jake trata de esconder. Dicen que Gyllenhaal no invitó a Swift a una proyección de la película porque considera que es muy pronto para que la chica lo vea tan al desnudo. ¿Querrá decir esto que lo más lejos que han llegado es a la tienda de helados? Qué decepción.