Jennifer Aniston se hizo inmortal

E! News | Hace 5 años

 
Eric Charbonneau/WireImage
Jennifer Aniston imprimió sus pies y sus manos en el célebre Paseo de la Fama de Hollywood, junto a las huellas de estrellas tan legendarias como Marilyn Monroe, Liz Taylor o John Wayne. Como de costumbre, la ceremonia tuvo lugar frente al Teatro Chino, una de las salas históricas de Hollywood Boulevard, en presencia, entre otros, de la pareja de Aniston, el guionista, actor y director Justin Theroux , el actor Jason Bateman, con quien comparte cartel en Horrible Bosses, y su amiga, la estrella de E! Chelsea handler. "Todos los actores quieren hacer esto, es muy divertido, pero hay que quererlo realmente porque implica muchas otras cosas", declaró la actriz que se hizo mundialmente famosa con el sit com Friends. "Pero puedo decirles que ni siquiera en mis sueños más locos jamás pensé poner mi cuerpo en este cemento", agregó. Con esta ceremonia Aniston pasa a conformar parte de un selecto grupo de estrella que pasan a ser parte de la eternidad.