Jennifer López y su novio, de “luna de miel” en Chile

E! News | Hace 5 años

 
EFE
J.Lo posee una agenda apretada y es por eso que decide incorporar a su novio (y empleado) a todos sus compromisos familiares y laborales. Luego de haber disfrutado de las paradisíacas playas Hawaiianas y de la particular arquitectura de Casablanca, la flamante parejita se encuentra en tierras latinas. Sí, la newyorkina y Casper Smart arribaron en los últimos días a Santiago de Chile con el fin de reclutar talentos artísticos para su Q’Viva: the chosen, su programa de televisión que se podrá ver a partir de 2012. Aunque Marc Anthony es también productor del proyecto, por suerte para los tortolitos, éste no viajó a la nación andina... Se hubiera infartado: según el diario local El Dínamo, una vez que Jennifer López y su acompañante bajaron del avión, no habrían dudado en manifestar su amor. "Se los vio muy acaramelados, a los besos y abrazos por toda la terminal aérea de la capital chilena". A la vez, más allá de que el bailarín no se despega ni un momento de la diva de 42 años, ella está demostrando, como siempre, profesionalismo a la hora de trabajar. Junto a su equipo (conformado por más de 50 personas) grabaron parte de las audiciones en el tradicional barrio Concha y Toro. De acuerdo a La Tercera, los que quieren convertirse en extras del show deben cumplir ciertas condiciones: "hay que sacarse una foto y firmar una autorización para ocupar las imágenes, está estrictamente prohibido hablarle a Jennifer Lopez y un productor advierte al grupo compuesto por casi 25 personas que, una vez que se encienda la cámara, hay que poner cara de sorpresa o alegría, porque se desempeñarán como "público" sentados en una vereda". Por su parte la intérprete de On the Floor se encargó ella misma de comunicarle las decisiones de aceptación o negación a los participantes del certamen. Así, sorprendió al brindar los resultados en español. La morena y su novio están hospedados en el Hotel Ritz-Carlton y seguirán con el casting televisivo por algunos días más... No la deben estar pasando mal, ¿no?