Julia Roberts posa sin maquillaje y confiesa su opinión sobre la fama…

E! News | Hace 3 años

 
Julia Roberts, Marie Claire

Cedric Buchet/Marie Claire



La eterna Mujer Bonita, lo sigue siendo sin maquillaje...






Quién diría que Julia Roberts, esa que vimos de lo más atrevida en Mujer Bonita hace más de una década, se convertiría en toda un ama de casa y una actriz consagrada…

La estrella de Erin Brockovich ha tenido una sólida carrera profesional como actriz, e incluso ha sido merecedora de un Oscar, pero atribuye todo ese éxito a tener mucha paciencia al momento de escoger los papeles correctos.

"Creo que la razón por la que he podido tener una buena trayectoria es que siempre he sabido, por alguna razón (incluso cuando necesitaba tener un trabajo para pagar las cuentas y eso) que saldría adelante, de que llegaría mi momento", explica Roberts, de 46 años, al director del filme Eat, Pray, Love, Ryan Murphy, en una entrevista para la edición decembrina de la revista Marie Claire, portada en la que aparece sin nada de maquillaje...

"Las cosas que son indicadas para mí vendrán a mí en su momento y estoy interesada en ellas y tendré la capacidad y el talento para hacerlas", agrega la Mujer Bonita.

5 estrellas que quieren envejecer sin ninguna cirugía plástica.

Y, mientras ha ganado numerosos premios, incluida la codiciada estatuilla de oro, Julia asegura que no necesariamente está enfocada en ganar otro. "Es un privilegio y un honor cocinar tres comidas al día para mi familia, y es un lujo a cierto nivel que ni siquiera pensé que lo sería, porque puede llegar a ser agotador para mí algunos días", dijo. "Uno tiene cierto orgullo en cómo se ocupa de su familia".

La actriz de Agosto revela que no le gusta profundizar mucho sobre su fama y que, por el contrario, prefiere abstenerse de googlearse a sí misma. "Tengo demasiado potencial para el colapso", dice.

"Allí hay un anonimato que hace que la gente se sienta segura para ser partícipe del odio. Si alguien está molesto con otra persona, prefiero una tradicional pelea a golpes. Simplemente siento que si realmente estás enfurecido y quieres pelear, pues debes ponerte los guantes".

Aparentemente, tiene el mismo recelo con las redes sociales. "Es como un algodón de azúcar. Se ve tan atrayente que simplemente uno no puede resistir el probarlo, y luego sólo terminas con los dedos pegajosos y el goce sólo duró un instante".

¡Qué metáfora, Julia! Toda la sabiduría de una madre de familia…