Justin Bieber no quiere perder su masculinidad…

E! News | Hace 4 años

 
Justin Bieber, Selena Gomez, Instagram

Instagram




El joven cantante defiende la caballerosidad por sobre todas las cosas...






Justin Bieber siempre se ha destacado por comportarse como todo un caballero con las damas y por tomar la iniciativa en todo momento a la hora de cortejar a las chicas --una actitud que le habría llevado a recuperar el amor de Selena Gomez-.

 Sin embargo, lejos de presumir de su carácter atento y considerado con el sexo opuesto, el famoso cantante justifica su conducta con su miedo a dejar de ser considerado "un hombre", y opina que buena parte de la masculinidad reside en tomar la responsabilidad de contentar a las mujeres.

"Creo que es el hombre quien debe tomar las riendas en ciertas ocasiones, y quien debe demostrar a su pareja que es un romántico empedernido. Un hombre es menos hombre si deja que sea la chica quien se preocupe de satisfacer las necesidades de la otra persona. No creo que pueda funcionar de la otra forma: somos los chicos los que tenemos que asegurarnos que las mujeres quieran estar con nosotros y de que pasen el mejor momento de sus vidas a nuestro lado. De otra forma, estaríamos perdiendo nuestra masculinidad", aseguró el intérprete al diario Gulf News.

El ídolo canadiense vincula su generosidad con las mujeres a la sensibilidad que siempre le ha inculcado su madre, Patti Malette, quien es la principal responsable del romanticismo que define la carrera musical del intérprete. No obstante, aunque Bieber valora las enseñanzas de su progenitora sobre el respeto escrupuloso al género femenino, al mismo tiempo deja entrever que el exceso de emotividad también puede resultar perjudicial en determinadas ocasiones.

"Creo que hay ventajas e inconvenientes por haber crecido solo con tu madre. Soy una persona muy romántica y sensible, y eso es algo que le debo a ella casi en exclusiva. Desde siempre me ha hecho entender que la dignidad de las mujeres es algo de vital importancia, pero también es cierto que a veces soy demasiado emocional y vulnerable porque no tenía una referencia paterna. Nada es perfecto", añadió.