Kendra se recuperó y ahora está lista para volver a ser la misma de siempre…

E! News | Hace 5 años

 
Cortesía de Ralph Notaro
La ex conejita Playboy Kendra Wilkinson confesó que luego de su embarazo se sintió realmente presionada por recuperar su esbelta figura y por esto entró en una etapa de fuerte depresión. La estrella de E! y autora del libro Being Kendra: Cribs, Cocktails and Getting My Sexy Back reveló que le tomó dos años en volver a ser la chica jovial y divertida que conocimos en el famoso reality show de la Mansión Playboy, pero también asegura que está lista para divertirse de nuevo. “Después de tener a mi hijo me sentía como una persona diferente. Tenía que ser conservadora y usaba ropa que me cubría totalmente, peor ahora que he recuperado mi cuerpo, me siento muy bien y estoy encontrando mi balance” reveló Wilkinson en un reciente entrevista con la revista People. La sexy Kendra confiesa que durante su depresión hacía todo para garantizar el bienestar de su pequeño hijo Hank, pero que al mismo tiempo se olvidó de si misma y empezó a sentir la presión de Hollywood por recuperar el cuerpo que la catapultó a la fama. La ex conejita admite que la maternidad ha sido todo un desafío para ella, pero actualmente se encuentra muy feliz de haber encontrado un balance entre dedicarle tiempo a su hijo y también conseguir momentos para dedicarse a si misma y a volver a ser la misma de antes. “Ahora soy la misma Kendra que conocieron en la Mansión Playboy, pero mucho más madura y consciente de la vida” asegura Wilkinson en su entrevista para la prestigiosa revista.