Kim Kardashian tendrá que testificar sobre las escenas supuestamente falsas de su reality show

E! News, the kardashians, | Hace 4 años

 
Kim Kardashian

Clint Brewer/Splash News



Esta vez el drama no tendrá guiones...







El juicio de divorcio entre Kim Kardashian y Kris Humphries comenzará en tan solo dos semanas y el portal Radar Online ha reportado que la estrella de E! tendrá que testificar sobre unas presuntas escenas falsas de su reality show Keeping Up With The Kardashians.

El equipo legal del jugador de los Nets de Nueva Jersey está alegado que existen escenas que nunca salieron al aire que ayudan a probar que Humphries fue prácticamente forzado a casarse con Kardashian.

Los abogados del atleta confortarán a Kim durante el juicio para que admita que algunas escenas fueron guionadas o filmadas posteriormente con la intención de hacer que Humphries luciera como un villano frente al público.

Como sabrán, Kardashian ha solicitado un divorcio tradicional, pero por su parte Kris está intentando obtener una anulación del matrimonio alegando que el fue víctima de un fraude por parte de la novia de Kanye West.

Desde ya se anticipa que cuando a Kim le llegue el turno de testificar será un momento lleno de drama, y además su aparición será grabada en video y tendrá que hacerlo frente a su futuro ex esposo Kira Humphries. 

Fuentes cercanas a la estrella de E! aseguran que Kim está preocupada porque el juicio pueda ser muy estresante, especialmente ahora que está muy avanzada en su embarazo, pero Humphries no quiere hacer ningún tipo de concesiones porque asegura que su ex debe estar acostumbrada a las cámaras gracias a sus reality shows.

Recientemente la revista Life & Style reportó que el productor de Keeping Up With The Kardashians, Russel Jay, recientemente entregó un testimonial de 165 páginas en el que revela no sólo que Kim sabía de la petición "sorpresa" de matrimonio que planificaba Humphries, si no que además ella misma exigió que la escena de la pedida de mano se filmara nuevamente porque no le gustaba cómo se veía su cara en la grabación original.

Entre las confesiones de Jay también se destaca que una escena en la que Kim le confiesa a su madre, Kris Jenner, que está teniendo problemas con su esposo, fue filmada después de que ella introdujera la demanda de divorcio a finales de octubre de 2011.

Los abogados de Humphries están siendo muy meticulosos en sus preparación para este esperado juicio así que estaremos muy pendientes porque estamos seguros de que se vienen semanas llenas de drama y fuertes revelaciones en la vida de Kim Kardashian.