Kim llora desconsoladamente…

E! News | Hace 5 años

 
Freddie Baez/startraksphoto.com
Ya se conocen cómo fueron las horas previas a la firma de la petición de divorcio por parte de Kim Kardashian. Según fuentes cercana a la estrella de E!, la decisión de concluir su relación con Kris Humphries la habría tomado el domingo por la noche, tras haber pasado un dramático fin de semana. "Lloró todo el fin de semana, decidió firmar los documentos legales y cambió muchas veces de opinión", comentó una fuente cercana a TMZ. Hoy Kim se encuentra en Australia, a dónde fue en una gira promocional de trabajo. Allí llegó, y aunque trató de evadir a los fotógrafos, no pudo. Kim, ya sin su anillo de matrimonio, se mostró muy seria y cabizbaja. Al principio, Kim, que se divorció en el 2004 de su primer marido, el productor musical Damon Thomas, no estaba convencida al 100% de que su matrimonio hubiese terminado. Pero quedó "asombrada y enfadada" cuando se enteró de que Humphries había contratado a un publicista de Hollywood para que le ayudara con el tema del divorcio. "No pertenece al maldito Hollywood. Él es deportista", afirmó furiosa Kim. La estrella de Keeping Up with the Kardashians admite que al principio deseaba que su matrimonio fuera "para siempre", pero la breve unión de la pareja "no ha salido bien". "Tras haberlo pensado con detenimiento, he decidido ponerle fin a mi matrimonio. Espero que todos entiendan que no ha sido una decisión fácil. Deseaba que este matrimonio fuese para siempre, pero a veces las cosas no salen como uno las piensa. Seguimos siendo amigos y nos deseamos lo mejor", afirmó Kardashian. La celebrity contrató ya los servicios de la abogada matrimonialista Laura Wasser, que en su momento representó a Britney Spears, Maria Shriver, Angelina Jolie y Ryan Reynolds. En los documentos legales se alegarán "diferencias irreconciliables".