Kourtney Kardashian explicó por qué no se quiere casar con Scott Disick

E! News | Hace 4 años

 

Courtesy of Seth Browarnik/WorldRedEye.com



Kourtney Kardashian y Scott Disick han estado jugando a la familia feliz durante años y por lo visto las cosas continuarán de esta manera porque la estrella de E! no tiene intenciones de formalizar su relación.

Durante un reciente entrevista, el conductor Jimmy Kimmel le preguntó a Kourtney por qué no se escuchan campanas de bodas en su futuro inmediato.

"¿Quieres estar en mis sesiones de terapia? Primero que nada me he dado cuenta que tengo serios problemas con el compromiso durante este embarazo. Soy muy claustrofóbica y todos mis problemas, porque en verdad tengo muchos,  provienen de eso. No puedo comprometerme con nada… pero yo amo a Scott y él es mi pareja" comentó Kardashian en la entrevista.






"Estamos comprometidos el uno con el otro. Estamos juntos y tenemos una gran relación… Yo no me siento de ninguna manera diferente a Klhoe y Lamar" agregó la estrella de Keeping Up With The Kardashians.

Haciendo alarde a su irreverente sentido del humor, Kimmel aprovechó la oportunidad para burlarse de Kim, quien también estaba durante la entrevista.

"Por qué no lo intentas por un rato como lo hizo Kim", comentó el conductor haciendo referencia al matrimonio de 72 días entre Kardashian y el jugador de baloncesto Khris Humphries.

Ante esta broma las tres famosas hermanas simplemente sonrieron y también aprovecharon para comentar sobre el futuro parto de Kourtney, quien se espera que de a luz a su segundo hijo el próximo mes.

"En mi embarazo anterior sólo dejaron entrar a dos personas en el parto para prevenir la gripe porcina, así que Kim tuvo que esconderse en un armario y mi madre estaba tratando de verlo todo", dijo Kourt.

Tal como en la primera vez, Klhoe volverá a estar presente durante el parto de su segundo sobrino para asistir en el nacimiento y Kourtney asegura que no se arrepiente de que las cámaras de E! estuvieran presentes para capturar el nacimiento de su hijo Mason en el 2009.

"Es algo natural y es como la gente solía tener sus hijos anteriormente.  Fue un momento muy especial" aseguró la madre expectante.