La casa de Amy Winehouse no será museo, será clínica de rehabilitación

E! News | Hace 5 años

 
Jim Dyson/Getty Images
Después de que la cantante apareciera muerta el pasado 23 de julio en su casa de Camden, al norte de Londres, tras combatir su adicción al alcohol y a las drogas, su padre Mitch ha revelado sus planes de convertir la casa en la sede de la Fundación Amy Winehouse. "El centro podría ofrecer ayuda a los niños que sufren problemas de salud. Podría ser un hospicio para niños y más cosas. Queremos hacer un cambio positivo", declaró. "Todo el mundo está unido para conseguir que sea un éxito - la discográfica, la familia, los amigos y la dirección. Pensaron que tener las oficinas en su vieja casa era algo que tenía sentido", comentó una fuente privilegiada. "Mitch tiene grandes planes y necesita un buen ambiente donde los empleados sean capaces de llevar a cabo su trabajo correctamente". La familia de la cantante había planeado vender la propiedad, pero finalmente decidió no hacerlo tras llegar a la conclusión de que el lugar en el que Amy había muerto era "demasiado valioso" para que viviera nadie más. "Creen que es demasiado valioso para venderlo, así que decidieron convertirlo en la sede de la fundación", contó una fuente al diario The Sun. "No quieren alquilarlo, y en caso de venderlo creen que podría atraer al tipo de comprador equivocado, ya que fue donde Amy murió. Pueden venderlo algún día, pero aún queda mucho". La creación del centro se llevará a cabo, en parte, con los fondos recaudados por las ganancias de la nueva canción de Amy junto a la leyenda del jazz Tony Bennett - que espera publicarse el 14 de septiembre, día en el que la cantante cumpliría 28 años -. "Todos los derechos de autor irán a parar a la fundación que dirige el padre de Amy, que ya está empezando a enseñar a los niños a no tomar drogas", dijo Tony. Mientras tanto, Mitch admitió que la nueva canción, titulada Body and Soul, será el "homenaje más apropiado" para su hija. "No podría estar más feliz de que todo el mundo se involucrase con Amy y con esta grabación y que sintieran que querían contribuir. Amy estaba muy emocionada por estar trabajando con Tony y realmente deseaba que sus fans escucharan la canción", explicó. "El hecho de que la voz de Amy suene tan maravillosa y hermosa como siempre, y que cante con el estupendo Tony Bennett, parece el mejor homenaje después de toda esta difícil situación".