La modelo Kat Torres es la nueva novia de Leonardo DiCaprio

E! News | Hace 3 años

 
Kat Torres

Xaxor.com



El talentoso actor vuelve a salir con una súper modelo...






La modelo brasileña Kat Torres solo tiene 24 años, pero ya ha logrado conquistar a uno de los actores más cotizados de la industria del cine, el versátil Leonardo DiCaprio, aunque es posible que la atractiva maniquí haya cometido un serio error al romper la confidencialidad de su relación y afirmar abiertamente que le une algo más que una bonita amistad con el intérprete estadounidense. 

"Conocí a Leo [Leonardo Di Caprio] en Cannes y nos quedamos en la misma casa durante todo el festival. Leo es un chico encantador, todo un caballero que me trata como una reina, aunque no sé cómo se va a tomar que esté hablando contigo sobre nuestra historia de amor. Sé que no le va a gustar demasiado, ya que tenemos un pacto que nos obliga a no desvelar absolutamente nada sobre nuestra relación. Yo lo acabo de romper", se sinceró Kat Torres en conversación con el diario brasileño Extra.

El carácter transparente y sincero que exhibe la atractiva sudamericana se entiende por el aluvión de preguntas que ha recibido últimamente de la prensa sobre su vínculo con Leonardo DiCaprio, lo que en último término le ha llevado a protagonizar una indiscreción que, como ella misma asegura, nunca habría tenido lugar en Europa. En su propia experiencia, los europeos no suelen darle tanta importancia a las celebridades y dejan que estos disfruten de la vida como cualquiera de los mortales.

"Cuando estuvimos en Europa la situación era bien diferente con la prensa. Todo el mundo nos reconocía y algunas personas nos pedían que nos tomáramos fotos con ellas, pero por lo general no nos molestaban demasiado y nos trataban con mucho respeto. Desde luego no nos bombardeaban a preguntas y nos permitían caminar por la calle como gente normal", indicó al mismo medio.

Aunque su condición de modelo ha provocado que Kat Torres -cuyo nombre completo es Katiuscia Torres Soares- se haya familiarizado rápidamente con los flashes de las cámaras, la exuberante maniquí insiste en que no se considera a sí misma una celebridad y que no acaba de sentirse cómoda con el hecho de verse rodeada de paparazzi debido al interés en su vida sentimental.

"A Leo no le gusta que se tomen fotos de él, así que imagínate cómo me siento yo cuando están todo el tiempo persiguiéndonos. Por lo menos él está acostumbrado a los inconvenientes de la fama, pero a mí me está costando mucho tener que renunciar a mi intimidad. Algunos fotógrafos son especialmente habilidosos, porque son capaces de fotografiarnos incluso cuando nos esforzamos por pasar desapercibidos. A veces es frustrante salir a la calle", se quejó.