La nueva versión de Avatar llega el viernes a salas de cine de todo el mundo

E! News | Hace 6 años

 
EFE
Antes que lleve a los espectadores a las profundidades del mar de Pandora, James Cameron espera que realicen una visita extendida al planeta ficticio que presentó en Avatar. Avatar: Edición Especial, con nueve nuevos minutos de rodaje, se estrena el viernes en tercera dimensión (3-D) alrededor del mundo. "Estoy tratando de usar la tecnología para mantener a la gente interesada y entusiasmada sobre el universo de Avatar, porque pasará mucho tiempo antes de que realicemos otra película de Avatar, dijo el cineasta en una entrevista reciente. Cameron, de 56 años, ya tiene planes para las continuaciones de más taquillera de la historia .También tiene previsto construir un submarino, diseñar cámaras para el robot de Marte, mejorar una cámara submarina en 3-D y quizás hasta filmar un largometraje relacionado con el océano. Pero primero, tuvo que seleccionar y perfeccionar nuevas imágenes de Avatar y convencer a la distribuidora 20th Century Fox de que relanzara la cinta en 3-D. Cameron dijo que hay "cientos de miles, si no millones" de personas que querían ver la película en 3-D pero no tuvieron la oportunidad porque Avatar fue desplazada de los teatros con capacidad para 3-D por otros estrenos en ese formato. Desde entonces, el número de salas disponibles con 3-D se ha duplicado internacionalmente, dijo el director. Avatar se jacta de tener el mayor ingreso de taquilla en la historia: 2.700 millones de dólares a nivel mundial. "Fue la película más pirateada de la historia al tiempo que fue la más vista en el cine", indicó su director, agregando que algunos que la hayan visto en DVD o computadoras quisieran disfrutarla en pantalla grande y en tercera dimensión. Las nuevas imágenes están salpicadas a lo largo de la cinta. Una escena se enfoca en la muerte de uno de los humanoides nativos del planeta, los Na'vi. Su muerte se menciona en el filme original, pero en la versión extendida "de hecho lo vemos morir", adelantó Cameron. Vía: AP