La trabajadora que acusó a Lindsay Lohan fue despedida del centro de rehabilitación

E! News | Hace 6 años

 
XPOSUREPHOTOS.COM
Y rodaron un par de cabezas en el Centro Betty Ford. La clínica de tratamiento de adicciones ha despedido a Dawn Holland, la mujer que acusó a Lindsay Lohan de haberla atacado, como castigo por haber llevado la historia directamente a los medios. Y por medios queremos decir, TMZ. El vocero de la clínica, Russ Patrick dijo que la trabajadora fue "despedida del centro Betty Ford" por violar "normas y acuerdos de confidencialidad al identificar públicamente a un paciente en una entrevista para los medios, y por difundir un documento privilegiado." Holland introdujo una queja ante el departamento de policía de Palm Desert, quienes informaron que ya estaban investigando el incidente que presuntamente habría ocurrido el 12 de diciembre entre la enfermera y Lohan, y que de confirmarse podría ser considerada un delito menor. El papá de Lindsay, Michael Lohan, le dijo a E! News ayer que la enfermera y su hija no se habían llevado bien desde hace un buen tiempo. Y que el día señalado, Lindsay llegaba tarde de una cita en la peluquería cuando la mujer la tomo fuertemente del brazo y le dijo que tenía que hacerse una prueba de orina. "Lindsay sólo se la sacudió," dijo añadiendo que al menos eso fue lo que le dijo su hija. Holland, que trabajaba como técnica de laboratorio, le dijo a TMZ en una entrevista en video que Lindsay y dos chicas más se habían escapado del centro para ir a "beber," y después intentaron "saltar el muro de la parte trasera" para volver a entrar. Cuando les pidió a las tres que se hicieran pruebas de alcoholemia, Holland dice que Lindsay la insultó y después la empujo. Y que luego se fue a llamar al 911. Holland tomó otro teléfono de la casa para hablar con el operador, dice, y ahí fue donde Lohan le tomó la mano para quitarle el teléfono, dejándole una lesión que la obligó a pedir un permiso de reposo remunerado. "Su aliento olía a alcohol," dijo Holland. "Yo no la toqué. No estaría dispuesta a perder mi trabajo por ningún paciente." La abogada de Lilo, Shawn Chapman Holley previamente declaró en un comunicado: "Hemos decidido no comentar acerca de los hechos que rodean a este incidente mientras esperamos que se complete la investigación policial. Pero debe ser resaltado que quien llamó al 911 fue la señorita Lohan, para pedir asistencia policial en el momento que el incidente ocurrió".