La tragedia de Salma Hayek

E! News | Hace 5 años

 
Araya Diaz/WireImage
La actriz mexicana se rompió dos ligamentos del pie el año pasado, y como parte de su recuperación tuvo que renunciar a sus amados tacones de aguja. "Lo peor de esto es que no puedo llevar tacones. ¡Nunca he sido una mexicana bajita! Es trágico. A menudo digo que si no fuera por los tacones aún viviría en Coatzacoalcos con diez hijos", comentó Salma Hayek durante su aparición en el programa de David Letterman, como parte de la promoción de la película El gato con botas. Salma, de 45 años, comentó que los doctores están dispuestos a operarla del pie, pero asegura que está muy asustada. "Quieren operarme, pero no estoy convencida. No me gustan las operaciones", confesó. Pero Salma no se preocupa solo por la operación de pie. La actriz - que tiene una hija de cuatro años con su marido Francois-Henri Pinault - asegura que la cirugía estética le pone nerviosa. "Cuando tenía 16 años parecía que tuviera 19. Cuando cumplí 19, parecía que tenía 25. Pero gracias a Dios me quedé estancada en los 25 hasta que cumplí 35. Estuvo bien. Pero también es importante cuidarse la piel porque si no lo haces, un día te levantarás y estarás llena de arrugas", añadió. "No uso bótox. La idea de una aguja por mi frente me pone nerviosa. Prefiero las cremas. Es divertido, huelen bien y relajan. ¿Me opondré a la cirugía más adelante? No lo sé. Quiero ver lo lejos que puedo llegar sin ella".