Lady Gaga hace todo lo que su novio Taylor Kinney le diga

E! News | Hace 4 años

 
Lady Gaga, Taylor Kinney

Dave Spencer / Splash News



La cantante confesó que en la intimidad de su hogar, el que manda es el actor.






Aunque siempre se ha destacado por su fuerte carácter y por controlar cada aspecto de su carrera musical, la extravagante Lady Gaga asegura que en su ámbito cotidiano es precisamente su pareja, el actor Taylor Kinney, quien se encarga de programar la vida doméstica y el que saca su faceta más servicial. Tanto es así, que la cantante no duda en prepararle la cena y asegurarse de que pueda descansar sin que nada ni nadie le moleste.

E! News / Lady Gaga responde a las críticas de Demi Lovato por "glorificar los desórdenes alimenticios"

"Me paso todo el día dando órdenes y diciendo a los demás lo que tienen que hacer. En mi trabajo soy yo quien dirige todo y quien determina el trabajo de cada persona en el equipo, así que lo último que quiero es jugar un papel similar en casa. Entre muros, solo tengo que adaptarme a las necesidades de mi pareja y prepararlo todo para cuando llegue de trabajar. Preparo sus comidas preferidas y lo dejo todo ordenado para que esté cómodo y pueda relajarse. En realidad es él quien lleva las riendas en casa", reveló la estadounidense a la emisora Sirius XM.

Han sido escasas las veces en las que Lady Gaga o Taylor Kinney han querido sincerarse públicamente sobre las intimidades de su vínculo sentimental, aunque la "timidez" que siempre ha exhibido el guapo intérprete no le ha impedido compartir algún que otro detalle sobre el comportamiento de la diva cuando no hay cámaras delante.

E! News / La artista que vomitó encima de Lady Gaga se defiende: "no promuevo los desórdenes alimenticios"

"Creo que nuestra relación funciona porque tenemos personalidades contrapuestas. Ella es una persona muy extrovertida, completamente transparente y brutalmente honesta, mientras que yo siempre me he caracterizado por mi timidez. Aunque pueda parecer contradictorio, en el fondo no dejan de ser dos extremos de la misma cuerda que se complementan y están unidos. Por la razón que sea, esto funciona y no podría hacerme más feliz", comentaba Taylor al diario Daily Mirror.