Las 10 peores películas de la historia son…

E! News | Hace 5 años

 
Hacer un Top 10 de las peores películas de todos los tiempos es complicado. Hay muchas películas que son tan malas que terminan siendo alguna forma de arte y son recordadas como tal, por ejemplo el famoso Plan 9 from Outter Space (1959) de Ed Wood, director que se hizo popular cuando fue interpretado por Johnny Depp en el Ed Wood de Tim Burton en 1994. Por eso decidimos hacer un Top 10 de las peores películas que probablemente viste, dejando de lado, por supuesto, todas las películas de Steve Martin, Eddie Murphy o Tim Allen, que si bien han hecho buenas películas (algunas, hace mucho tiempo), tienen una tendencia perversa a hacer secuelas terribles. Nine Lives (2002): Un thriller en el cual nueve amigos atrapados en una gran casa escocesa donde un espíritu es liberado y sólo uno sobrevive. Si el resumen de la película no es suficientemente terrible, sólo podemos agregarle dos palabras: Paris Hilton. Con eso debe ser suficiente, ¿no?

The Island of Dr. Moreau (1996): El terrible remake de la original de 1977 y peor adaptación de la novela de H.G.Wells, es una mezcla tan desagradable de géneros y clichés que ni siquiera la presencia de Val Kilmer, Marlon Brando o el pequeño Nelson de la Rosa, que sí, aparece en la película, podrían solucionar. Gigli (2003): Extraña comedia romántica protagonizada por Jennifer Lopez y Ben Affleck. La película costó 54 millones de dólares y logró recaudar apenas 6. El único mérito de esta película es tal vez el de haber promovido el final de Beniffer, algo que bien sabemos nunca tuvo ninguna clase de sentido. The Love Guru (2008): Comedia en la que Mike Myers interpreta a ese único personaje que sabe interpretar. Repetitiva, dudosamente graciosa y además políticamente incorrecta por su manera de mostrar la cultura hindú. El tabloide New York Post le dio a The Love Guru el merecido título de Peor película de 2008. Catwoman (2004): La historia de esta película fue lo que quedó de varios intentos de adaptación hechos por 28 guionistas diferentes. El resultado, un personaje con inusuales superpoderes, que la Gatúbela original no tenía, que corre de techo en techo en tacones de 10 centímetros, y una de las peores películas de superhéroes jamás hecha. Eso es lo que pasa cuando la única premisa al momento de hacer una película es ver a Halle Berry con un sexy outfit de cuero negro.

Indiana Jones and the Kingdom of the Crystal Skull (2008): Lo peor que puede hacer una secuela realizada 25 años después, es abandonar la historia de la que salió, y peor aún, traicionarla. Eso es exactamente lo que sucede en la última pelñicula de Indiana Jones, donde el mayor mérito de Steven Spielberg y George Lucas es haber logrado engañar a los actores originales para que se unieran en una aventura de 317 millones de dólares, pero con un guión realmente malo, en el que la abundancia de chistes estúpidos y guiños a la audiencia, terminan por hacer que la película se convierta en una parodia de sí misma.

All About Steve (2009): Todos los grandes de Hollywood suelen hacer papeles malos cuando están comenzando sus carreras, la gran pregunta en Todo sobre Steve sería por qué Sandra Bullock y Bradley Cooper decidieron hacerlo en medio de una racha exitosa y protagonizar una de las “comedias románticas”, entre comillas porque ni es romántica, ni da risa, más atorrante de 2009.

Terminator 3: Rise of the Machines (2002): Después de dos películas alucinantes llega otra secuela que no se tomó en serio a sí misma y que incluso llegó a pensar que Arnold Schwarzenegger, el exterminador, con unos lentes rosa con forma de corazón podía ser gracioso. Afortunadamente para los fanáticos la nueva Terminator Salvation logró recuperar la esencia perdida de esta saga y convertirse en la tercera película que todos estaban esperando. El pacto implícito es que todos asumamos al mismo tiempo que Terminator 3 jamás existió.

Glitter (2001): Esta es la historia de las viscisitudes que atraviesa una cantante de pop en su camino al éxito. Cualquier parecido con la vida de Mariah Carey no es pura coincidencia y precisamente por eso, todo el que haya ido a ver, en estado de sobriedad y por su propia voluntad, una película llamada Glitter, protagonizada por Mariah Carey, definitivamente se merece todos y cada uno de los 104 minutos de tortura edulcorada de Glitter. Batman & Robin (1997): La única adaptación de Batman que no se llevó a cabo en una Ciudad nada Gótica sino más bien bastante fosforescente. Joel Schumacher a pesar de haber logrado meter a George Clooney en el traje de Batman, despojó al personaje, la historia y el ambiente de todo lo oscuro, siniestro e interesante que podía ser asociable al Batman de DC Cómics, llevándolo más al terreno de Batman, la serie de televisión de los años 60 donde Adam West interpretó a ese Batman panzón que todos recordamos.