Las 5 parejas más disparejas de Hollywood

E! News | Hace 5 años

 
Bang News
Dicen que todas las parejas siempre son algo disparejas. Que los extrovertidos buscan y generalmente encuentran equilibrio con alguien más tímido; que los intelectuales sienten debilidad por los party-animals e incluso que a las bombas sexys les encanta una pareja, digamos, con más belleza interna que externa. Estas reglas aplican tanto en la vida de los comunes mortales como en la de los celebrities y para muestra bastan estas 5 parejas muy disparejas. Drew Barrymore y Tom Green: La que fuera la niña consentida de Estados Unidos con el no muy querido comediante Tom Green. Casarse con Tom en 2011 fue una de las cosas más extrañas que ha hecho Drew desde que se convirtió en mejor amiga de un extraterrestre. Sus apariciones públicas parecían secuencias del programa de MTV Jackass. Era tan diferentes que su matrimonio, que duró apenas poco más de un año, terminó en enemistad.
Bang News
Ryan Reynolds y Alanis Morissette: El sex symbol masculino y la cantante feminista... isn’t it ironic? Se conocieron en 2002, empezaron a salir, en 2004 anunciaron su compromiso y en 2007 se separaron. Sin embargo, esta ruptura no fue en vano porque según Alanis de ahí nació su álbum Flavors of Entanglement.
EFE
Matt Damon y Winona Ryder: Winona con alguien distinto a Johnny Depp ya es algo que sencillamente no cuadra. El romance con Damon comenzó en 1997, luego de conocerse en una fiesta de fin de año gracias a Gwyneth Paltrow. La relación, que mantuvieron casi en secreto, duró menos de tres años, y justo después Matt comenzó a salir con Penélope Cruz.
IMDB
Ted Danson y Whoopi Goldberg: El amor floreció en el set de Made in America en 1992, y aunque ambos estaban involucrados sentimentalmente decidieron dejarlo todo para estar juntos ¿Rarísimos, no?
Bang News

Reneé Zelweger y Jack White. Glamour hollywoodense flechó al Indie Rock. La ganadora del Oscar y el líder de The White Stripes comenzaron a salir en 2002 y asombrosamente duraron dos años juntos, anunciando luego su ruptura por “diferencias irreconciliables de itinerarios laborales”... ¿Romántico no?