Las 5 secuelas más innecesarias de Hollywood

E! News, Imperdible, | Hace 3 años

 
Mrs. Doubtfire, 1993

Twentieth Century Fox




Muchas Hollywood insiste con una buena idea... ¡Y la termina arruinando!






¿Qué sucede en Hollywood cuando un producto es exitoso? Evidentemente los productores buscan todas las maneras posibles de expandirlo para así extender la racha triunfadora y potencialmente convertirlo en un franquicia.

En el mundo del cine sucede exactamente lo mismo gracias a que las secuelas se han convertido en una apuesta segura que recaudan millones de dólares en taquilla y los ejecutivos muchas veces prefieren optar por un éxito más tangible antes de arriesgarse por un contenido nuevo y original.

Prueba de ello es la reciente noticia de que actualmente se esta produciendo una secuela de la comedia Mrs. Doubtfire en la que Robin Williams probablemente volverá a travestirse como una niñera tal como lo hiciera hace 21 años atrás cuando la cinta original fue estrenada.

Si bien a algunos les emociona la idea, otros la repudian por miedo a que este adorado clásico de los 90 sea arruinado. Lo cierto es que la historia de la original Mrs Doubtfire no dejó muchos cabos sueltos como para desarrollar una segunda parte y por ello esta nueva cinta que se encuentra produciéndose es completamente innecesaria.

Mientras esperamos a conocer más detalles sobre la cinta, aquí les dejamos un conteo con 5 de las secuelas más innecesarias de Hollywood.



Basic Instinct 2

MGM




Bajos Instintos 2: Nunca es buena señal cuando existe tantos años de separación entre la película original y su secuela y en este caso, los 14 años que pasaron realmente jugaron en contra de Bajos Instintos 2. En primer lugar, en el 2006 Sharon Stone no era ni la sombra de la popular estrella que fue en los 90 y desde luego el interés de publico hacia la secuela fue casi inexistente. En segundo lugar, el guión de la cinta era un completo absurdo que pareciera estar diseñado para que Stone se mostrará desnuda sin motivos coherentes. La cinta arrasó en los premios Razzies a las peores películas de ese año y nadie resultó sorprendido por ello.



Miss Congeniality 2: Armed & Fabulous




Miss Simpatia 2 Armada y Fabulosa: Ahora que Sandra Bullock tiene un Oscar en casa y se ha consolidado como una de las actrices más rentables de Hollywood, estamos seguros de que no debe sentirse muy orgullosa de la terrible secuela Miss Simpatía 2 Armada y Fabulosa. Además de repetir y reciclar muchos chistes de la cinta original, la cinta intentó profundizar en el personaje de Bullock hasta hacerla insoportable y completamente superficial. Inteligentemente, Benjamin Bratt y Michael Caine, quienes actuaron en la primera película, decidieron abandonar a este barco que estaba destinado a hundirse.



Legally Blonde, Reese Witherspoon, Sally Field

Metro-Goldwyn-Mayer




Legalmente Rubia 2:  Si bien el personaje de Elle Woods tuvo un final feliz en la primera cinta, los productores decidieron que todavía había mucho potencial en esta sencilla historia de una rubia que sorprende al mundo al convertirse en una respetable abogada graduada de Harvard. En su segunda aventura, este personaje icónico de Reese Witherspoon, viaja a Washington para intentar proponer una ley que prohíba las pruebas de maquillajes y cosméticos en animales para que así la madre de su cachorro chihuahua pueda ser liberada y formar parte de cortejo de su matrimonio. ¿Puede existir un argumento más ridículo que este? Lo dudamos y aquellos que hayan visto Legalmente Rubia 2 seguramente habrán sentido un gran déjà vu por la cantidad de chistes y situaciones repetidas de esta absurda secuela.



Jennifer Grey, Patrick Swayze, Dirty Dancing

REX USA




Dirty Dancing 2 Havana Nights: ¿Hace falta que demos alguna explicación? La secuela de Dirty Dancing llegó 17 años después de la original y por lo tanto los productores tuvieron que optar por una nueva pareja protagónica mucho más joven. Como si cambiar a los protagonistas no fuese suficiente, la música de la secuela, el tono, el sentido del humor y hasta los bailes fueron tan diferentes a la original que si la película tuviese otro nombre jamás las relacionaríamos.  Havana Nights es melodramática, politiquera y sobre todo muy aburrida, así que si aun desean conservar el recuerdo de los épicos bailes entre Patrick Swayze y Jennifer Grey, les recomendamos mantenerse alejados de esta película. 

Y finalmente...



Sarah Jessica Parker, Sex and the City movie

New Line Cinema




Sex and the City 2: Tanto que le costó a Carrie ser feliz con Mr. Big para que en esta superficial secuela intentaran tambalear nuevamente el matrimonio de la pareja protagónica. Para que la citan tuviese un aspecto más internacional y extravagante, esta vez las 4 estrellas viajan a Abu Dabi para un retiro solo de chicas en el que todas pondrán en duda sus relaciones y sus vidas. Después de haberlas visto luchar por el amor durante la serie, y luego consolidar sus relaciones en la primera película, parece que los guionistas de la secuela no sabían que más hacer con estos personajes así que decidieron hacerlas sufrir y dudar nuevamente como una excusa para mostrar espectaculares trajes.